Cultura y negocios en Düsseldorf

DUSSELDORF_imagenPor Verónica Sepúlveda.

Con un poco más de medio millón de habitantes, Düsseldorf, capital del Estado Federado de Renania del Norte-Westfalia, es después de Frankfurt el centro bancario más importante de Alemania. Pero además de su riqueza económica, Düsseldorf destaca por ser una ciudad cosmopolita, donde los museos, teatros,  galerías de arte y salas de concierto la invaden. En ella también podemos encontrar el mayor jardín japonés de Europa, importantes avenidas comerciales y un pequeño casco histórico casi completamente remodelado.

Pero esta ciudad no tuvo estas características desde siempre, una serie de hechos históricos, además de importantes tomas de decisión, marcaron su desarrollo, para así convertirse en lo que es hoy: un importante centro europeo enfocado en los servicios, el arte y la cultura.

La primera vez que la ciudad es mencionada de forma escrita es en 1135, cuando era un puesto fronterizo fortificado, esto debido a su valiosa ubicación en el río Rin, el cual cruza la ciudad. Pero es recién en 1280 que cobra relevancia, cuando los condes de Berg trasladan su corte de Schloss Burg junto al río Wupper a la población de Düsseldorf. Luego es el conde Adolf V de Berg quien la funda y le otorga el status de ciudad en 1288, lo que le dio ciertos privilegios, como tener un mercado, poder formar gremios y hasta ejercer autogobierno. El poder del Condado de Berg aumenta constantemente  hasta que en 1380 su rango se eleva a Ducado. Durante los siguientes siglos hubo múltiples disputas en cuanto a la sucesión del poder, hasta que en 1795 Napoleón invade los terrenos de Renania, y en 1805 crea el Gran Ducado de Berg, designando Düsseldorf como su capital. Es importante mencionar que las principales áreas verdes y parques de la ciudad se establecen en el lugar de las antiguas fortificaciones, que fueron arrasadas por el ejército de Napoleón.

Luego del término de las invasiones napoleónicas (1815), Düsseldorf, además de formar parte del Reino de Prusia, vive un fuerte período de pobreza y decadencia. Ya a mediados de siglo se recupera y se restablece económicamente, lo que facilitó el intercambio comercial con el resto de las ciudades. Este intercambio trajo consigo un aumento de su capacidad industrial, dando pie a un fuerte crecimiento de la ciudad. En este proceso la Revolución Industrial fue clave, ya que esta urbe se consolidó como la capital industrial de la región.

Esta importante característica de la ciudad, además de su posición estratégica en el río Rin y sus refinerías de petróleo la hicieron el blanco perfecto para ser bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. Sin dudas, el período más duro y que más marcó a la ciudad, ya que fue reducida prácticamente a escombros. Velozmente la ciudad se recuperó y pudo ser reconstruida, esto principalmente gracias al puerto, el cual permitió que la actividad industrial y el intercambio comercial continuaran. Dusseldorf le debe en gran medida su pronta recuperación al puerto.

Medienhafen, el puerto como motor de desarrollo de la ciudad.

Si bien la ciudad ha estado siempre a orillas del Rin, su puerto no siempre tuvo la misma relevancia. Recién a mediados del siglo XIX comenzó a manejar transporte marítimo en mayor escala, período en el cual las ventajas de la ubicación pudieron ser completamente explotadas.

En 1866 empieza la construcción del puerto y se inaugura 30 años después con 80 hectáreas de terreno. Al igual que el resto de la ciudad, el puerto sufre grandes daños durante la Segunda Guerra Mundial, pero ya en los años 60 la reconstrucción logra que el puerto esté en su mayor punto de desarrollo desde su inauguración, abarcando 8 puertos y 55 hectáreas de superficie en el agua.

Es en los años 70 que el puerto comienza a sufrir transformaciones, estaba en la transición de ser un centro productivo a un centro de servicios. Esto debido a que el incremento del tráfico de mercancías desde el puerto hacia la ciudad y los viejos almacenes abandonados tuvieron un fuerte impacto negativo en la economía del embarcadero y la ciudad.

Luego de una asesoría a la ciudad, se recomienda encontrar un nuevo uso al puerto, el que fomentaría la renovación urbana debido a su cercanía con el centro de la ciudad (900 mts del casco histórico) y la buena localización en el Rin. A esto se sumó que la ciudad pasó a ser un centro internacional de negocios, por lo que fueron necesarios nuevos espacios en la ciudad para satisfacer las crecientes demandas. Es así que el puerto pasó de ser un antiguo puerto de embarque de transporte a un moderno distrito de trabajo y residencial, donde la zona destinada para carga y descarga ha sido reconvertida en edificios contemporáneos. Todo esto forma parte de un importante proyecto de planificación urbana, para posicionar la ciudad como un centro europeo de la industria creativa, incluyendo publicidad, arte y medios de comunicación.

Pero creo que es importante resaltar el logro de Düsseldorf, de cómo una ciudad que ha mantenido la misma actividad como principal fuente de ingreso durante largo período de su historia puede dar un vuelco y asumir un nuevo rol. El cual acompañado de una buena planificación urbana resulta un éxito, en este caso tan grande que el proyecto del puerto se ha autofinanciado, no han sido necesarios fondos estatales. Convirtiéndola en una ciudad que no deja de progresar económica y culturalmente, pero donde el principal objetivo es construir y desarrollar una ciudad que asegure la buena calidad de vida tanto para sus habitantes como para los visitantes. Y es así que hoy día Düsseldorf se presenta como un núcleo urbano capaz de reunir por un lado, un pasado marcado por la guerra  en el cual era una importante sede de la industria pesada alemana, con un presente donde es una ciudad contemporánea enfocada en los servicios, el arte y la cultura.

 

Bibiografía:

BENEVOLO, Leonardo. El diseño de la ciudad.

HALL, Peter. Ciudades del mañana. Historia del urbanismo del siglo XX.

Referencias:

https://www.duesseldorf.de/de/

https://www.study-in.de/de/

https://www.germany.travel/es/index.htmll

https://www.alemaniaparati.diplo.de

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Ciudades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cultura y negocios en Düsseldorf

  1. El puerto se han transformado en la nueva carta de presentación de la ciudad. Así como Düsseldorf, son muchas las ciudades que han transformado sus antiguas zonas portuarias convirtiéndolas en renovados frentes de agua. Estas experiencias de renovación y conversión en zonas turísticas han sido tan exitosas, que podríamos hablar de un fenómeno tan generalizado como transnacional. El puerto de Düsseldorf, se ha transformado en el nuevo centro financiero y la principal atracción turística de la ciudad. En base a esta afirmación, me atrevería a decir que la capital de Renania es lo que es, hoy en día, gracias a este cambio de switch y la reinvención de su waterfront.

    Ejemplos como este, serían una excelente estrategia para potenciar el turismo y dar a conocer muchas ciudades puerto en Chile, al mismo tiempo de impulsar y potenciar la relación entre ciudad y geografía. Pero creo que en intervenciones de este calibre, debemos tener sumo cuidado en el diseño del proyecto, puesto que es necesario que la reconversión del puerto forme parte de una visión estratégica y realista de desarrollo territorial. De otra forma, pasan de ser una catedral en el desierto, como ya las hay muchas.

  2. Rosario Tocornal dijo:

    La reinvención de una ciudad no es un tema fácil de abarcar ni tampoco de realizar, sin embargo, a lo largo de la historia la mutación de las condiciones y características de las diversas ciudades van generando nuevas oportunidades para las mismas, por lo que estas deben aprovecharlas de tal manera de seguir creciendo y desarrollándose.

    En el caso de Düsseldorf, creo que es ejemplar la manera en la que la ciudad se supo reinventar y evolucionar, aprovechando las nuevas oportunidades, acomodándose acorde a las necesidades que fueron surgiendo, y así transformar su tradicional puerto en un lugar que hoy acoge programas totalmente distintos a los originales.

    Sin embargo, a mi parecer, hay un gusto amargo en la transformación, creo que se debe tener cuidado en mantener las líneas bases de aquello que conformó el pasado de la ciudad y que la llevó a ser lo que es hoy en día. Me parece lógico y adecuado la reutilización de zonas obsoletas de acuerdo al contexto actual, pero esto se debe hacer preservando aquello que le da identidad a la ciudad y sus ocupantes.

    Por otra parte, un elemento clave y digno de imitar es el planeamiento previo, sin el cual el resultado no hubiese sido el mismo, el control de las construcciones y su emplazamiento, así como los espacios públicos que generan y la conectividad entre ellos; en fin, todos los elementos que convergen en una remodelación urbana de este tipo, no tendrían el éxito que han logrado si no hubieran sido pensados como elementos relacionados que en conjunto componen una nueva área de desarrollo urbano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s