Oporto, una ciudad “animada”

Pedro CoutinhoPor Pedro Coutinho.

En los últimos años, la ciudad de Oporto ha encontrado en el turismo un gran motor de desarrollo económico. Junto a esta nueva tendencia, impulsada por múltiples medios de difusión y excelentes ofertas de rutas de las aerolíneas “lowcost” en Europa, varios cambios se han producido en el carácter urbano de la ciudad. Estas transformaciones derivan directa o indirectamente del desarrollo del turismo, lo que ha permitido el nombramiento de Oporto, entre otras distinciones, como el “Mejor Destino Europeo 2014”, por la “European Consumers Choice”.

El centro histórico de Oporto, cuyos esfuerzos han rendido a su rehabilitación, como lo demuestra el título del artículo “Hay que llamar a la gente al centro histórico de Oporto”(1), se ve envuelto en una nueva dinámica, como una “ciudad de visitas”. En el primer trimestre de 2014, la mitad de los permisos de construcción para rehabilitación se han destinado a nuevos albergues(2), lo que revela la fuerte atención en la recepción de visitantes a la ciudad. Junto a las necesidades del turismo se desarrolla el comercio en las plantas bajas de los edificios, con recuerdos de la ciudad, y crece el número de restaurantes y cafés.

Este enfoque hacia el turismo ha demostrado ser estructurante en el desarrollo urbano de la ciudad y esto conlleva algunos problemas, asociados con un concepto de la “movida” (muy gente recorriendo las calles, en la noche, y se quedando en los bares), que también se intensificó en todo este proceso. La gran concentración de bares en el centro histórico de Oporto, junto con una política de “animación” de la ciudad, mueven masas de personas por las calles de Oporto. También está en aumento el número de eventos celebrados en espacios públicos durante todo el día.

Este fuerte movimiento rápidamente tiene exigido que los espacios públicos del centro de Porto se vuelvan más receptivos a diferentes tipos de eventos y el municipio se centró en la revitalización de paseos, plazas y promovió el cambio de carácter de algunas calles, haciéndolas peatonales(3), es decir, ir en contra de la gran circulación peatonal de las calles.

Pero, ¿qué tipo de implicaciones tiene este fenómeno en el sistema local?

Pensando en los efectos inmediatos, existen varios informes de ruido excesivo causado por la agitación de la “movida” y la contaminación causada por la misma, como pueden confirmar varios informes del artículo “Los residentes y comerciantes de Oporto contra la “movida” del Centro de Oporto”(4).

Esta “animación” que invadió la ciudad tiene apartado los residentes del centro de Oporto, así como los potenciales compradores de las casas, que ya se sitúan en un valor muy alto, también en busca de clientes extranjeros o nativos con más posesiones.

Así pues, parece que el gran motor de la economía, el turismo, puede no ayudar a la rehabilitación de un centro histórico, ya que se invirtió todos los esfuerzos en el espacio público e impulsando el comercio de planta baja, permaneciendo las viviendas degradadas o a un precio inaccesible. Básicamente, se crea condiciones favorables para los visitantes de la ciudad que no coinciden con las mismas de la realidad local, que encuentra un comercio que no pertenece a su nivel de vida.

Por lo tanto, esta política de “animación” puede tener consecuencias sobre la verdadera esencia de la ciudad. El propio arquitecto Álvaro Siza Vieira, en una entrevista afirma que “(…) estos eventos, estas animaciones no son participantes firmes en la recuperación de Oporto”(5).

¿Es posible combinar una fuerte actividad turística con una auténtica realidad local? ¿Qué papel tiene el urbanismo en la gestión de estos cambios?

Link del imagen: http://congressovet.wordpress.com/sugestoes/programa-noturno/

(1) traducción de: GERIVAZ, Sara. “É preciso chamar gente ao centro histórico do Porto”. Público.pt. 29-03-14: http://www.publico.pt/local/noticia/e-preciso-chamar-gente-ao-centro-historico-do-porto-1630158

(2) traducción de: SOARES, Rosa. “Turismo está a impulsionar reabilitação no centro histórico do Porto”. Público.pt. 20-06-14: http://www.publico.pt/economia/noticia/turismo-esta-a-impulsionar-reabilitacao-no-centro-historico-do-porto-1659853

(3) traducción de: CARVALHO, Patrícia. “Ruas no centro da animação nocturna do Porto cortadas ao trânsito já este fim-de-semana”. Público.pt. 08-07-14: http://www.publico.pt/local/noticia/ruas-no-centro-da-animacao-nocturna-do-porto-cortadas-ao-transito-ja-este-fimdesemana-1662088

(4) traducción de: “Moradores e comerciantes do Porto contra “movida” da Baixa”. jn.pt. 08-10-11: http://www.jn.pt/paginainicial/pais/concelho.aspx?Distrito=Porto&Concelho=Porto&Option=Interior&content_id=2043154&page=-1

(5) traducción de: “Siza Vieira:”Quando vou à Baixa fico triste. É um deserto””. jn.pt. 16-04-10: http://www.jn.pt/paginainicial/pais/concelho.aspx?Distrito=Porto&Concelho=Porto&Option=Interior&content_id=1545119&page=-1

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Contingencia. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Oporto, una ciudad “animada”

  1. Macarena Aspillaga dijo:

    ¡Qué interesante ver descrita esta problemática! Oporto es una ciudad que sorprende por sus celebraciones puertas afuera. En seis meses viviendo en el centro, recuerdo cuatro o cinco fechas en las que las calles se llenaron de gente, parrillas con pescado y cotillón. Eso en días de fiesta, un día cualquiera también ofrece, a nivel de calle, miles de colores, música callejera y movimiento. Sin embargo, basta con alzar la vista unos centímetros para descubrir una realidad bastante opuesta.

    El resto de la fachada, más arriba del “res do chao” o primer piso; parece muerto. Nada, vidrios rotos, departamentos vacíos. Edificios admirables, de un valor histórico inmenso que han quedado olvidados, ¿dónde viven todos los personajes que se mueven por estas calles?
    Efectivamente hay muchas calles en remodelación, reactivación de ciertos puntos de interés histórico y turístico como la ribera del Douro y la Rua Sao Joao, pero a diferencia de otras grandes ciudades europeas, el centro de Porto parece no ser atractivo para la vivienda.

    Esta tendencia a migrar del centro nos es familiar, nuestra propia capital posee un centro histórico activado casi únicamente por el comercio y las oficinas, y nuestra población también prefiere vivir en otros sectores que ofrecen mejores condiciones para la vida familiar. Es lamentable, pero cierto, y ya sería tiempo de cuestionarnos cómo atraer nuevamente la vivienda a nuestro Santiago fundacional, de lo contrario lo estaremos condenando a convertirse en un barrio pseudo fantasma, escenario de delincuencia e inseguridad. Mantener la vida de un pedazo de ciudad depende precisamente de evitar que se transforme, como Oporto, en una fachada “animada”, una suerte de escenografía donde muchos actúan todos los días, pero que nadie siente como propio, ni cuida, ni se preocupa por conservar.

  2. Constanza Domínguez dijo:

    Porto “El Valparaíso Europeo”, una ciudad pequeña, con una topografía que ordena y jerarquiza la ciudad y así las formas de habitarla y recorrerla, con historia en cada una de sus esquinas.

    El río Douro, con su activada y turística costanera es un punto imperdible de la ciudad, así como los cafés en cada cuadra, las calles empinadas de adoquines, las tiendas de pasteles locales, sus incontables iglesias llenas de decorados azulejos y como describen en la columna y comentarios anteriores, la efervescente vida de la calle.
    Como dice Macarena, la ciudad brilla por sus celebraciones puertas afuera, donde las calles se llenan de gente, fiestas y alegrías, no sólo en fechas específicas, sino que también en sus días normales.

    Recuerdo, al haber estado viviendo en Porto, que cada día esta ciudad “animada” te sorprendía con alguna actividad en sus “Ruas”, desde actividades universitarias locales, músicos callejeros, ferias, encuentro con personas, recorridos por el río y sus playas o simplemente ir a un punto alto de la ciudad y observarla.

    Es una realidad que la ciudad tiene un fuerte desarrollo de su “planta baja”, pero de ahí hacia arriba está totalmente olvidada. Se ven varios proyectos nuevos de rehabilitación de antiguos edificios que intentan volcar la mirada hacía los “pisos superiores” de la ciudad, para que se complementen con esta “ciudad animada”.

    Pero me pregunto, ¿Es esa belleza en decadencia de una ciudad puerto antigua lo que atrae a los turistas? ¿Cuánto influye el imaginario que uno tiene de una ciudad en su futura renovación urbana?

  3. Esta problemática no es ajena a otras ciudades del mundo en donde el turismo las amenaza en forma considerable. En general, el problema del turismo no radica esencialmente en la llegada de extranjeros a un determinado lugar, sino que los problemas mencionados son causa directa de lo que se les presenta a los turistas. Las ciudades erróneamente se plantean la pregunta ¿qué es lo que los turistas esperan de la ciudad? y con afán de responder a esa pregunta crean “ciudades simuladas”, estableciendo una especie de escenario, de capa superpuesta sobre la ciudad, la cual intenta venderse por lo que no es. La pregunta correcta debería ser ¿qué es lo que la ciudad espera de los turistas? y a partir de esta respuesta “animar” la ciudad en relación con sus verdaderas fortalezas y particulares mostrando una imagen verídica de la ciudad, en vez de estar proponiendo una imagen falsa de ella. Como turistas queremos conocer la ciudad en cuento a su historia, sus monumentos y atractivos. Lo peor que podemos ofrecerle a un extranjero es más de lo mismo: colores, luces, fiesta, pisos brillantes y comercio por todas partes. El extranjero busca la historia, la cultura, los verdaderos actos dentro de la obra de teatro que es la ciudad. No busca un escenario a modo de telón de fondo, quiere la historia verdadera. El camino va más hacia lograr una interacción permeable entre los intereses del turista y lo que la ciudad es y no debe dejar de serlo. Ninguna ciudad se debería reinventar para atraer turistas, creo que ahí esta el encanto y el atractivo de las ciudades. Una ciudad es atractiva porque se distingue de las demás y en ningún caso debería intentar parecerse a una ciudad considerada buena para el turismo. Yo creo, que en la medida en que cada ciudad haga relucir sus encantos, su historia, su patrimonio y los aspectos que configuran su identidad, es imposible que no se convierta en un centro turístico. Todos buscamos conocer nuevos lugares, si eso es lo que buscamos, ¿por qué pensamos que los extranjeros quieren algo deferente? ¿Por qué pensamos que quieren más de lo mismo?
    No considero negativo el turismo como turismo, de hecho lo considero positivo y un fenómeno con un gran potencial si se maneja, pero considero equivocada la manera en que se está manejando. Re-encantemos nuestras ciudades por lo que son y no por lo que queremos que sean, que ese es el camino para potenciar una ciudad.

  4. El branding-city es algo que se ha hecho muy común en nuestros días. Existe una necesidad imperante por convertirse en una ciudad atractiva a nivel global, hasta el punto de convertir a las ciudades en un escenario que propicia toda las actividades culturales y de esparcimiento por sobre la ciudad en si misma, con todos sus valores intrínsecos, muchas veces alterando su morfología para ser capaces de soportar dichas actividades. Este fenómeno puede verse en los casos en que las ciudades se postulan a grandes eventos, en los que buscan posicionar su ciudad como la ciudad del momento, no considerando los costos que esto conlleva para su sociedad. Tal como pasó en Oporto, pasó también en Brasil para el mundial, caso en el que éste se quiso posicionar como ciudad escenario para lo cual se gastó mucho dinero en la construcción de equipamientos para recibir al gran evento sin considerar las necesidades que la sociedad tenía, en las que debería haberse invertido los capitales utilizados.
    Es necesario que exista un equilibrio entre lo que se proyecta hacia afuera y lo que se vivencia dentro de la misma ciudad, a fin de que no se generen dicotomías dentro del sistema urbano y por ende dentro de la misma sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s