Singapur: ciudad de los leones

Singapur_imagenPor María de los Ángeles Silva.

Singapur es hoy una ciudad nueva, si consideramos que lo que es hoy día en forma y funcionamiento, es resultado de un proceso de desarrollo y modernización que se inicia a partir de 1959 cuando se le otorga el autogobierno a la colonia británica de Singapur.

Esta ciudad-estado-país es de carácter multiétnico, habitada por chinos (74,2%), malayos (13,4%), indios (9,2%) y habitantes de otras partes del mundo (3,2%). Es de las ciudades más densas del mundo en su territorio de 700km2. Hoy es reconocida en distintos rankings a nivel mundial: ocupa el 15 entre las 25 ciudades donde mejor se vive en el mundo[1], es séptima entre las diez ciudades más globalizadas del mundo[2], está en el primer lugar entre las diez ciudades con la mejor infraestructura en el mundo[3], es la sexta ciudad con el mayor costo de vida en el mundo[4].

Singapur es un punto logístico muy importante en vista de su ubicación y su potencia como puerto, es el tercer centro más grande de refinación de petróleo, el quinto mercado de valores más grande del mundo y una de las mejores ciudades del Sudeste asiático para transporte, aviación, servicios financieros e inversiones[5]. Es uno de los 4 tigres asiáticos junto con Corea del Sur, Taiwan y Hong-Kong, que son economías asiáticas que destacan en su crecimiento económico, desarrollo e industrialización.

La estrategia económica de la isla se podría entender como un propósito de hacer Singapur una economía globalizada, una ciudad creativa y emprendedora y una economía diversificada. Las inversiones extranjeras han sido vehículos clave en su economía. En esto la ciudad tiene dos propósitos: ser atractiva y responder a las necesidades de sus habitantes y ser atractiva a nivel mundial. “Hacer Singapur una ciudad distinguida mundial, la más abierta y cosmopolita en Asia y uno de los mejores lugares para vivir y trabajar.”[6]

No deja de llamar la atención que solo hace  59 años dejó de ser colonia británica. La isla fue colonizada por Stamford Raffles en 1819, durante casi 150 años fue la joya de la corona británica en su rol de vínculo marítimo con el extremo oriente.

Durante la época colonial, Raffles va a dividir la ciudad cosmopolita por etnias: Chinatown, Pequeña India y Kampong Glam (mezquitas). El drenaje de los pantanos a lo largo del río Singapur y el posterior relleno fue una importante obra en el territorio. Luego se crea la plaza comercial, centro financiero de la ciudad, rodeada de empresas y su centro adornado con flora nativa.

El desarrollo de Singapur como puerto y su importancia, se potencia con la apertura del canal de Suez en 1869 y la llegada de los barcos de vapor a finales del siglo XIX. La prosperidad comercial luego va a construir hitos arquitectónicos que hoy son la huella colonial: hotel Raffles y la Catedral de San Andres. Los años posteriores se realizarán emplazamientos de artillería para defensa costera y la base de los buques de la armada británica.

En 1941 la guerra mundial llega a Singapur y el ejército japonés conquista la ciudad. Tras la victoria de los aliados 4 años más tarde, Singapur se aproxima a la independencia.

Las primeras elecciones generales en 1959 le otorgan el poder a Lee Kuan Yew, con su Partido de Acción Popular (PAP), quienes heredan una isla sin orden, con alta densidad de población, con ruinas militares, cubierta en gran parte por campamentos ilegales y con una extrema precariedad de las condiciones de vida.

Frente a esto, el nuevo gobierno decide realizar un plan de acción a partir de una preocupación central: la supervivencia como nación insular independiente. Este objetivo va a definir los rasgos generales del sistema ideológico PAP que  se resumen como una tendencia hacia el desarrollo y la modernización: una transformación de la ciudad.

El primer problema a atacar va a ser el de las viviendas. En 1960 se crea el Housing and Development Board (HDB), organismo encargado de la vivienda y urbanismo que será vehículo de reforma en la ciudad.  La respuesta rápida frente al déficit habitacional es la creación de la primera newtown: Queenstown, para 160.000 habitantes, conjunto de bloques construidos en terreno virgen fuera del centro. Toa Payoh fue la segunda, construida en 1966 para 180.000 habitantes. Esta respuesta fue una solución puntual, rápida y práctica. La producción compulsiva estaba generando más que nada cantidad útil y no calidad.

En 1964 la ONU se hace participe. Siendo Singapur la primera ciudad asiática que se embarca en un plan de renovación urbana, y tomando en cuenta el objetivo de desarrollarse hacia el éxito mundial, la organización propone, guía y acelera la renovación en programas de acción que aborden todos los aspectos de la vida urbana de sus habitantes, esto bajo la mirada de la isla como un solo conjunto urbano.

La urgencia demográfica que existente requería de una renovación del tejido: 5 viviendas nuevas por cada casa antigua demolida. Se propone trabajar con el modelo holandés de la ciudad anillo. Desarrollar new towns entorno a un espacio vacío, donde cada una se desarrolla como comunidad autosustentable de carácter individual. El modelo ofrece la posibilidad de intercambio y de aprovechar los servicios entre las distintas ciudades, gracias a la cercanía por un centro despejado, y al desarrollo individual que lleva cada una.

Los únicos recursos de la isla eran físicos: tierra, población y geografía. A partir de esto se realiza un proceso de transformación completa del lugar. Se amplía el territorio mediante movimientos de tierra: isla más amplia, pero más plana. Según Koolhaas se trabaja sobre una verdadera tabula rasa para planificar la ciudad, algo casi impensable.

Se expropian los terrenos en toma y se desplazan a las familias redistribuyendo a los habitantes hacia las 20 new towns planificadas. La agricultura y las construcciones antiguas son reemplazadas por viviendas.

Toda esta transformación física de la ciudad implica también un fuerte cambio en su funcionamiento y en la vida de sus habitantes. La sociedad de Singapur se construye en un respeto entre las culturas de los habitantes, su herencia y sus creencias, esto evita exigencias de mayor libertad que se observan en la cultura moderna. Además estas culturas se unifican bajo el funcionamiento de la isla como una ciudad global: desde 1987 el inglés es la primera lengua de todos los colegios y lengua oficial para el país. El gobierno organiza a la población bajo normas de manera de establecer un orden para sus habitantes y para los muchos extranjeros que visitan la isla. Existen prohibiciones hasta increíbles (no se puede comer chicle).

“Vamos Singapur, seamos lo mejor que podamos”.[7]

En 1967 se establece la Urban Redevelopment Authority (URA) que surge desde la HDB y es la agencia planificadora que propone ocupar identidad, herencia y ocio en los planes de uso. Es ella quien abre las puertas a los privados a ser parte de la renovación. En esta etapa se desarrolla el urbanismo comercial en el sector empresarial privado, se realizan los intereses comerciales y arquitectónicos.

La ciudad se convierte en un museo de impresionantes obras arquitectónicas. Se trabajan proyectos de arquitectura y urbanismo experimental agrupando programas que generan nuevas situaciones urbanas. El concepto de desarrollo se lleva a la forma arquitectónica. Obras interesantes son el People’s Park Complex, La Eu Tong Street, el Woh Hup Complex. Todos relacionados con la economía y el desarrollo en su conectividad, su mezcla programática, su movimiento. Son centros urbanos interconectados.

A partir de 1971 se establece un nuevo plan estratégico en la renovación, un Plan Concepto que sería una guía de desarrollo a corto plazo (5 años), según las condiciones del momento. Se busca crear un orden en el paisaje urbano. La URA orienta el desarrollo hacia una identidad de ciudad, hacia una imagen distinguida que pudiera aportar al proyecto.

En 1990 Goh Chok Tong asume mandato. Se inicia una nueva etapa, en donde habiendo resuelto el déficit habitacional, la congestión de tránsito y los desafíos de la reurbanización, se la da importancia a la calidad de vida y a la identidad de la isla.

Los diferentes grupos sociales son un desafío para la nocion de identidad del pueblo y para la habitabilidad (sentirse seguro y como en casa). Existen lugares cosmopolitas y espacios de “esencia”, va a depender del individuo donde vaya a habitar. La identidad se va a trabajar más desde el aspecto físico y la imagen de la ciudad.

En esta etapa se realizan grandes proyectos orientados al ocio y a la recreación. Se generan proyectos en torno a reservas, áreas naturales y al recurso del agua. Son áreas a integrar a la red de parques planificada para el 2020. Es un cambio en la acción sobre la ciudad, se trabaja mucho más su imagen.

Desde 1989 se incluye la conservación en la planificación urbana. Esto genera un cambio importante en la planificación del desarrollo de la ciudad y establece un esfuerzo por rescatar e integrar la herencia pasada con los acontecimientos actuales de la ciudad. Más de 7000 edificios y estructuras han sido conservadas como herencia arquitectónica. El pasado pasa a ser parte de la planificación futura.

En cuanto a la sustentabilidad hay datos que afirman que Singapur tiene el 0,2% de las emisiones globales de CO2, aumentaron en un 83% entre 1990 y 2007. El clima tropical es un tema complejo a tratar, los edificios se mantienen gracias a su aire acondicionado. La estrategia de sustentabilidad en Singapur se basa en la planificación a largo plazo, integrada, práctica y rentable en cuanto a los recursos limitados de la isla, manteniéndose adaptable a los cambios tecnológicos y de economía global. Además se trabajan proyectos de agua y energía renovable, en torno al clima y un esquema de “Green Mark” en los edificios con mayor consideración al medio ambiente.

La ciudad se las ha arreglado para expandirse en respuesta a sus necesidades. Con limites horizontales, la forma urbana es compacta y vertical, aunque con límites de altura por requisitos del aeropuerto, Singapur también ha crecido de manera subterránea, multiplicando el suelo y la capacidad programática de sus edificios, siendo una respuesta muy efectiva al clima hostil de la isla.

Singapur es una ciudad que primero se concentra en establecerse como isla independiente, resolviendo las necesidades básicas de sus habitantes y proyectándose hacia afuera, para luego potenciar la calidad de vida y su imagen a nivel mundial. Se piensa en escala de mundo, aprovechando su cualidad de ubicación geográfica, y esto atrae a talentos e inversionistas extranjeros que la van a potenciar aún más en su desarrollo.

La primera etapa de planificación de esta ciudad Koolhaas la define como un delirio de la transformación: desplazar, destruir, reemplazar. Un Laboratorio para importación de culturas sociales y arquitectónicas que puedan desarrollarse bajo protocolos experimentales sin la presencia de la trama anterior. Una tabla rasa bajo el programa mecanicista y racionalista de la arquitectura moderna.

Se atacan los problemas elementales y se orienta hacia el futuro. Entre 1970 y 1990 la gente establecida en vivienda pública aumentó de 32% a 86%. Y los asentamientos ilegales disminuyeron a menos del 1%. El espacio comercial aumento 8 veces y el área habilitada para el aire libre y la recreación aumento de 700 ha a 4000ha. El aumento continuo de la proporción de tierras disponibles como espacios verdes y de recreación sigue siendo una prioridad en la planificación de paisaje urbano actual y futuro de Singapur.

Singapur puede ser la definición de la globalización, el capitalismo y el modernismo, puede ser una metrópolis muy densa e intensa, y puede ser que a muchos la desaprueben. Pero no se desconoce su mérito en los logros de su proyecto de desarrollo que hace emerger una ciudad que es resultado e imagen de la actualidad moderna, pero que, a diferencia de muchas, funciona.

El mérito está en saber proyectar a largo plazo, considerando distintos ámbitos como la economía, el crecimiento demográfico, el territorio, el cambio climático, los avances tecnológicos, entre otros. Se trabaja el presente hacia un futuro prometedor.

La ciudad que hoy existe guarda una pequeña huella de su historia colonial en pocos edificios, lo demás es producto de sus años como república, desde su forma geográfica, la isla fue modificada para generar un país-ciudad potente, que recibe a gente de distintas culturas que pueden convivir en este espacio. Se trabaja con y desde la globalización.


 

Bibliografía:

GOODSPEED, M. Hill. Skylines: vistas panorámicas de ciudades del mundo. España, Electa, 2008. pp.146.

KOOLHAS, Rem. Sendas oníricas de Singapur. Retrato de una metrópolis potemkin… o treinta años de tabla rasa. Barcelona, Gustavo Gili, 2010. 86p.

YUEN, Belinda. Singapore: Planning for More with Less. En: Planning Asian Cities. HAMMNETT, Stephen, ed. and FORBES, Dean, ed. London, Routledge. 2011. pp. 201-219.

 


[1] ANGLADA, Alvaro. Las 25 ciudades donde mejor se vive en el mundo. Traveler [en linea]. 22 de agosto de 2013. Disponible en: <http://www.traveler.es/viajes/rankings/galerias/las-25-ciudades-donde-mejor-se-vive-del-mundo/590/mosaico/1&gt;.

[2] ROSENBERG, Andres. Rankin: las ciudades más globalizadas del mundo. Plataforma Urbana [en linea]. 14 de octubre de 2010. Disponible en: <http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/10/14/ranking-las-10-ciudades-mas-globalizadas-del-mundo/&gt;.

[3] CODOCEO, Francisca. Rankin: las 10 ciudades con la mejor infraestructura del mundo. Plataforma Urbana [en linea]. 6 de mayo de 2013. Disponible en: <http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/05/06/ranking-2013-las-diez-ciudades-mas-caras-del-mundo/&gt;.

[4] MARTINEZ, Constanza. Rankin 2013: las diez ciudades más caras del mundo. Plataforma Urbana [en linea]. 6 de mayo de 2013. Disponible en: < http://www.plataformaurbana.cl/archive/2013/05/06/ranking-2013-las-diez-ciudades-mas-caras-del-mundo/&gt;.

[5] YUEN, Belinda. Singapore: Planning for more with less. London, 2011. p.201

[6] Ibíd. p. 205

[7] KOOLHAS, Rem. Sendas Oníricas de Singapur. Barcelona, 2010. p.33

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Ciudades. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Singapur: ciudad de los leones

  1. Martín Vergara Contreras dijo:

    Singapur sin duda debe su desarrollo a la ubicación geográfica estratégica en la punta sur de Malasia. Un punto importante en las rutas oceánicas entre el océano Índico y el mar del sur de China. Que históricamente el monopolio de esta ruta lo tenía la ciudad de Malaca y que luego lo tuvo Singapur.
    Creo que el hecho de que sea una ciudad puerto de estas características es la razón de que tenga una gran diversidad de grupos étnicos y culturales como lo son los chinos, indios y malayos.
    La manera en que la ciudad se organiza es a través de leyes estrictas y desarrollo urbano de planificación para poder albergar a estos grupos y ser al mismo tiempo una ciudad de gran desarrollo humano y que puede tener la calidad de vida excelente que posee.

  2. Creo que la columna identifica y evidencia un aspecto clave que describe el desarrollo urbano de Singapur: su capacidad de planificar a largo plazo, pero sin olvidar los problemas y demandas presentes de sus habitantes.

    Pero me parece que uno de los principales retos en este tipo de planificación tiene que ver con el acelerado dinamismo en el cambio y desarrollo de nuestras ciudades en la actualidad. El futuro ha pasado de ser un objeto relativamente estable a convertirse en un objeto dinámico (Fernández Güell, 1997). Los avances en la ciencia y la tecnología afectan directamente nuestra forma de actuar, de trabajar, nuestras relaciones familiares, las diversiones, los desplazamientos y las ciudades en las que vivimos. Este cambio continuo y acelerado obstaculiza la posibilidad de dar con predicciones correctas.

    Me parece necesario aceptar esta incertidumbre y convertirla en parte de nuestro razonamiento. Difícilmente podremos proyectar con precisión el desarrollo urbano de nuestras ciudades en el futuro. Tal como plantea Güell, creo necesario contar con herramientas de planificación más flexibles y abiertas, que sean capaces de adecuarse a un entorno cada vez más dinámico y complejo.

  3. Carmen Luz Belmar dijo:

    Se aprecia una extensa recopilación de datos históricos que permiten conocer una ciudad un tanto desconocida y lejana para nuestra cultura como lo es Singapur, sin embargo, me es difícil encontrar un análisis u opinión sobre algún tema en particular. Si bien se exponen aspectos de la economía, desarrollo urbano, características globalizadoras, etc., no se aborda un aspecto del país en profundidad, en el que se pueda apreciar cierto punto de vista respecto a por qué Singapur tiene una calidad de vida elevada.

    No es un misterio que hoy en día la tierra es muy escasa en este país. Se puede apreciar que la gente que vive en condominios públicos otorgados por el gobierno (conocidos como HDB’s) están bastante “hacinadas”, y que si se quiere un lugar más cómodo para vivir es necesario pagar mucho dinero. Además, Singapur es conocido por ser una cultura materialista, en la cual la gente se esfuerza por conseguir las llamadas 5 “C”, las cuales son dinero (cash), auto (car), casa (condo), tarjeta de crédito (credit card) y club de campo (country club). Entonces, ante la falta de espacio y la necesidad por lo material, surge la siguiente duda: ¿Por qué Singapur es catalogado como uno de los mejores lugares para vivir en el mundo?
    Si bien el desarrollo urbano ha permitido una mejora en la calidad de vida, sobre todo de aquellas personas apoyadas por el gobierno, hay una serie de activos intangibles que han permitido ser a este país un lugar seguro, atractivo para invertir y con altos estándares de vida. En la columna se menciona la importancia de su ubicación en el proceso de globalización y el desarrollo de áreas para la recreación, sin embargo, aspectos como la seguridad política, un sistema económico estable, el sistema de educación y la salud no se incorporan en la discusión. Y es que cosas como la seguridad y facilidad que hay para pedir un crédito, la excelencia en su sistema educativo reconocido a nivel mundial y los avances tecnológicos realizados en la medicina, por ejemplo, han logrado atraer numerosos extranjeros para vivir en este país, invertir y permitir un notable desarrollo. Otros aspectos destacables de la ciudad es que es una sociedad multicultural, tiene bajas tasas de crímenes debido a una estricta regulación del gobierno y posee un buen sistema de servicios públicos.

    La participación de parte del gobierno ha sido fundamental para que Singapur sea un lugar seguro y limpio, siendo bastante duro con aquellas personas que infringen la ley. Uno podría esperar que la gente estuviese resentida, pero se da lo contrario, es decir, la gente le gusta sentirse protegida. Todo esto produce como resultado una ciudad “moderna” en donde la gente disfruta vivir.

    http://www.guidemesingapore.com/relocation/introduction/quality-of-life-in-singapore

  4. msolari1 dijo:

    Pareciera ser que para ser una ciudad con buena calidad de vida es pre requisito la diversidad cultural, como ocurre en el caso de Singapur.
    Sobre esto cabe preguntarse sí quizás estamos globalizando y occidentalizando la percepción de calidad de vida.

    Grandes ciudades orientales como Japón y Singapur han crecido siguiendo el modelo occidental y, en gran medida, a eso deben sus altos estándares de vida.
    Claramente en el caso de Singapur fue fundamental que fuese colonia Británica hasta hace solo 59 años atrás y los planes de crecimiento urbano que se, basados en modelos de ciudades occidentales.

    Todos estas listas de las mejores ciudades se han hecho en base a conceptos occidentales, pero ¿que pasa con la visión oriental?, a mi parecer es importante no dejar de lado las costumbres y ritos que posee cada país, que se ven reflejados en su arquitectura y en la forma en que habitan sus ciudades.

    Esta carrera entre las grades urbes del mundo por la mejor calidad de vida ha generado una importante de la identidad que las caracteriza y de su cultura.

  5. Paula Andrade dijo:

    El modernismo aquí ha llegado a uno de sus extremos, en donde pareciera que las construcciones son desechables, destruir para volver a construir como si fueran maquetas en vez de ciudades. ¿Se justifica? ¿Es necesario borrar todo lo anterior para obtener un mejor desarrollo? ¿O crecer a partir de lo que está y es nuestro, modificando sin tratar de borrar el pasado y sin dejar de lado las tradiciones culturales de las distintas etnias del país?

    Retomando el comentario anterior(msolari1), la ciudad resuelve los problemas habitacionales eficientemente, pero sin tomar en cuenta la calidad ni las tradiciones culturales que poseen las distintas etnias que la conforman, siendo en su mayoría de origen oriental, planificando la ciudad bajo el modernismo y el racionalismo. Una planificación exigente y estricta, que privilegia la seguridad antes que la libertad.

    Es difícil compensar el querer ser una ciudad atractiva para la orbe, con el ser una buena ciudad para sus ciudadanos. Las cifras demuestran una proporción en estos propósitos, como por ejemplo el aumento del espacio comercial en 8 veces y el aumento de 700 a 4000ha para el aire libre y la recreación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s