Melbourne, Estructurada y Diversa

Melbourne_imagenPor Trinidad Amenabar.

Melbourne es una ciudad en la que muchos quisiéramos vivir. No es casualidad que por tercer año consecutivo Melbourne ocupe el primer puesto en el informe entregado por The Economist Intelligence Unit [1] dónde se evalúa aspectos como la estabilidad, salud, educación, infraestructura, cultura y medioambiente.

Es la ciudad más extensa de Australia y la quinta del mundo, después de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Tokio y Phoenix, con una superficie de 17.153 km2. Se ubica en el sureste de Australia a orillas del río Yarra, a pocos kilómetros de su desembocadura, y junto a la bahía de Port Phillip. Tiene una población urbana de 3.800.000 habitantes repartidos en distintos suburbios. Es considerada como la capital cultural y deportiva de Australia, con extensos parques, jardines y con una mezcla de arquitectura victoriana y contemporánea.

Las características de esta extensa ciudad son el producto de procesos históricos, cambios sociales y decisiones urbanas que se han tomado a lo largo de 178 años desde que la ciudad fue fundada en 1835.

Antes de la colonización europea (británica e irlandesa), los terrenos de la actual ciudad de Melbourne eran habitados por tribus aborígenes australianas (Wurundjeri y Boonwurrum) hasta que en 1835 es fundada por los colonos de Tasmania, como centro de un área de ganadería, y se comienza la urbanización en la orilla norte del río Yarra.

La ciudad fue fundada en el último punto posible para la navegación fluvial, utilizándose como puerto de salida de mercancías de las grandes regiones agrícolas de Victoria” [2]

La estructura de la ciudad fue trazada de acuerdo al modelo tradicional de manzana colonial inglesa. Con una grilla regular de manzanas de 200 x 200 metros y calles de 33 metros de ancho, bajo el diseño de Robert Hoodle con el plan que lleva su nombre. El trazado está definido por la geografía del lugar, un valle de suave pendiente, y se diseña teniendo como eje principal el río Yarra.

Como menciona Paolo Sica en su texto Historia del Urbanismo: El siglo XIX  [3],  la grilla cubre el área ubicada en los ejes de circulación entre Victoria Street y  Flinders Street;  desde Spencer Street hasta Spring Street (dónde se ubica el actual centro de la ciudad) y luego, con el pasar de los años  la grilla se va expandiendo hacia sus alrededores y sufre una leve deformación debido a los parques y recursos naturales del lugar.

Melbourne se densifica debido a la construcción de grandes edificaciones, las cuales se llevan a cabo gracias a que en 1837 el gobernador autoriza la venta de tierras con la condición de que cada propietario debía construir un edificio importante en su terreno antes de 1840. Es así con el aumento de infraestructura, que la ciudad en 1842 es reconocida como tal y deja de depender del Parlamento de Nueva de Gales.

La ciudad se expande considerablemente luego de “la fiebre de oro de Victoria” a finales de la década de 1850 cuando se descubre oro en la región. Hay un auge en la economía de Australia, siendo  Melbourne el gran centro de comercio, con gran desarrollo portuario y de servicios. Existe también un aumento importante en los habitantes de la ciudad, de 25.000 a 40.000, y luego de los años de oro la población crece cada vez más hasta llegar a ser en 1880 la segunda ciudad con mayor número de habitantes, después de Londres, y una de las más ricas a nivel mundial.

El auge económico hace posible que en 1869 se establezca un sistema de tranvías, el cual se extendió hasta llegar a ser en el 1900 la tercera red de de importancia mundial de tranvías movidos a caballos, únicamente sobrepasada por París y Londres.

Con los grandes avances tecnológicos y desarrollos urbanos, Melbourne llego a ser la capital de Australia en el año 1901, hasta que en 1927 se declara nueva capital Camberra.

En la primera mitad del siglo XX la ciudad continúa su expansión, siendo un factor clave el gran número de inmigrantes que llegan del sur de Europa, principalmente Chipre, Italia y Grecia. Tras la segunda guerra mundial inmigran a Melbourne habitantes de Asia Occidental (especialmente el Líbano y Turquía) atraídos por la oferta laboral. Además en 1920 con  la electrificación de las líneas de tranvía se amplía la red de vagones.

Luego en la segunda mitad del siglo XX la ciudad pasa por una etapa de apogeo para luego decaer a fines de siglo. Entre los años 1969 y 1970 Melbourne se encuentra en un auge económico, debido a la minería principalmente, el cual impulsa un gran número de inversiones en la ciudad como el conocido edificio Nauru House el cual fue un gran impacto para la época con su planta octogonal, 52 pisos y 190 metros de altura.  Después en 1980 comienza la etapa de declive dónde se produce un aumento del desempleo y un descenso de la población ya que emigra hacia los estados Queensland y Nueva Gales del Sur en busca de oportunidades.

¿Cómo logró resurgir la ciudad? En los años 90’ el gobierno local hace una campaña para reactivar la economía, mejorar la infraestructura pública, atraer más turistas y habitantes. Se desarrollan una serie de eventos culturales y deportivos como el “Gran premio Australia” de Fórmula 1. Se construyen edificios públicos como el Museo de Melbourne, Crown Casino y el Centro de Exhibiciones y Convenciones de Melbourne. Todas las estrategias que se llevaron a cabo lograron que desde 1997 hasta hoy la población de Melbourne se mantenga, ha habido un aumento en el trabajo, y ha existido también un importante desarrollo de áreas urbanas.

Lo impresionante de la historia de Melbourne es cómo los inmigrantes han sido clave para su desarrollo desde un principio. Primero son las colonias inglesas quienes fundan la ciudad y la desarrollan.  Luego la ciudad continúa su desarrollo con las inmigraciones de europeos y asiáticos. La ciudad es planificada en un comienzo con el Plan de Hoodle, pero luego son los inmigrantes y el crecimiento de la población lo que hace que la ciudad se desarrolle y se expanda de tal forma que logre a extenderse en  17.153 km2.

Melbourne es una ciudad multicultural, en la cual el 34,8% de sus residentes son nacidos en el extranjero, siendo el Reino Unido el lugar más común de procedencia, seguido por Italia, Grecia, China, vietnamitas, indias además de sudafricanos. Con personas de todas partes del mundo, existe una gama de 140 culturas diferentes las cuales han contribuido significativamente al crecimiento de la ciudad y a su identidad.

Volviendo a la pregunta de ¿Por qué Melbourne es una excelente ciudad para vivir?

Además de la diversidad cultural mencionada anteriormente. La clave de la ciudad es que su historia ha hecho de la calle el espacio público más importante. Desde sus inicios con el Plan Hoodle se trazo la calle con un ancho de 33 metros lo que permite hasta hoy en día la existencia del tranvía a lo largo de la ciudad. Se observa también que en su trazado ortogonal regular, la ciudad no tiene plazas (en un sentido estricto y como se conocen en las ciudades más antiguas), aunque sí  a menudo podemos encontrar frente a las iglesias y edificios monumentales áreas verdes, por lo que la calle toma un papel fundamental. Es por esto que actualmente algunas calles del centro son peatonales y de tranvías como Swanston Street y Bourke Street.

Se estableció una nueva oficina de urbanismo Urban Design Branch en 1985 la cual ha realizado un gran esfuerzo por mantener y desarrollar varias de las cualidades tradicionales de la ciudad, entre ellas el fortalecimiento de la vida en la calle y el tráfico peatonal, la red de tranvías, entre otras.

Así la ciudad se fue desarrollando desde sus inicios hasta lo que hoy conocemos como “la mejor ciudad del mundo para vivir”. El trazado ortogonal es lo que ordena la ciudad a una mayor escala, pero luego los distintos parques, calles, transportes, construcciones y la suma de muchos aspectos más son en su totalidad necesarios para entenderla.

CITAS

[1]          La Tercera. Australia y Canadá reúnen a siete de las 10 mejores ciudades del mundo para vivir. Diario La Tercera, Santiago, Chile. 29 Agosto de 2013. [Disponible en: http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2013/08/659-540105-9-australia-y-canada-reunen-a-siete-de-las-10-mejores-ciudades-del-mundo-para.shtml]

[2]          GEHL, Jan / GEMZOE, Lars. Nuevos Espacios Urbanos. Edición española, Barcelona,España.2002. pp.80

[3]          SICA, Paolo. Historia del urbanismo: El siglo XIX 2º. Edición española, Madrid, España. 1981. Pp 766-768

REFERENTES

GEHL, Jan / GEMZOE, Lars. Nuevos Espacios Urbanos. Edición española, Barcelona,España. 2002.

SICA, Paolo. Historia del urbanismo: El siglo XIX 2º. Edición española, Madrid, España. 1981.

NORWICH, John Julius. Las setenta grandes ciudades de la historia. Edición Española, Barcelona, España. 2010

NEUTZE, Max. Urban development in Australia. National Library of Australia. Sydney, Australia. 1981

WEB

http://www.melbourne.vic.gov.au/AboutMelbourne/History/Pages/BuildingMelbourne.aspx

http://www.melbourne.vic.gov.au/AboutMelbourne/History/Pages/History.aspx

http://www.melbourne.vic.gov.au/AboutMelbourne/History/Pages/multiculturalhistory.aspx

http://www.eiu.com

http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2013/08/659-540105-9-australia-y-canada-reunen-a-siete-de-las-10-mejores-ciudades-del-mundo-para.shtml

IMAGEN

http://www.viajaryestudiar.com/destino.html?cnt_id=4305

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Ciudades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Melbourne, Estructurada y Diversa

  1. Max Villaseca dijo:

    Es bajo este mismo trazado colonial con calles peatonales que las entidades de planificación intentan implementar el método de “twenty-minute city” donde cada residente de la ciudad puede acceder a tiendas, servicios y trabajos a una distancia caminable en 20 minutos. De esta manera, se aseguran que el crecimiento y desarrollo de la ciudad se equitativo en toda la ciudad. Sin embargo, los principales detractores a este preyecto de planificación estiman que es un plan que esta pensado para el centro de la ciudad, donde gran parte del problema esta solucionado y hay equipamiento suficiente para encontrar lo necesario a 20 minutos caminando.

    En cambio, en la periferia de la ciudad donde hay gran cantidad de barrios residenciales este plan de ciudad lo único que hace es aislar mas estos puesto que las entidades de planificación poco y nada han hecho para contribuir con el equipamiento mixto de estas zonas. Además estos barrios residenciales han tenido un crecimiento tal que sus residentes demoran mas de 20 minutos en salir de su propio barrio.

    Sin duda es un plan que en la pequeña escala puede funcionar perfectamente, sobre todo si la extensión de la ciudad es contralada, definiendo diferentes centros o polos comerciales dentro de ella. Luego, si pensamos en la creciente población cercana a los cuatro millones de personas, sumado a los mas de 17 mil kilómetros cuadrados plantean un panorama adverso para desarrolla un plan de “twenty-minute city”.

  2. msolari1 dijo:

    Me parece interesante este proyecto “twenty-minute city”, es una alternativa que al parecer busca generar una ciudad de escala humana, no pensada para transitarla en auto, sino dándole la prioridad a quienes la caminan.

    Pero existe la posibilidad de que de lograrse generar los 20 minutos a pie la ciudad se volvería más segregada, generando sub centros de gran importancia en distintos sectores de la ciudad.
    Algo similar a lo que ocurre hoy en San Carlos de Apoquindo, un barrio precordillerano de estratos altos, que por su geografía se encuentra aislado del resto de la ciudad. En este efectivamente podemos acceder a una gran gama de servicios a solo 20 minutos, como lo son supermercados, tiendas, colegios, universidad, incluso un estadio.
    El problema acá es la segregación que se produce con el resto de la ciudad, quienes habitan en él tienen todo lo necesario para no necesitar salir nunca, sus habitantes generalmente conocen poco el resto de la ciudad.

    Sí bien, es bueno que la ciudad no solo pueda ser recorrida en auto, sino también a pie, a mi parecer para generar esto hay que invertir en transporte público, ampliar el alcance de las líneas de metro e incentivar el uso de transportes alternativos como la bicicleta, no incentivar a la creación de muchos sub-centros en la ciudad, porque esta medida solo incrementaría en nivel de segregación en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s