Auckland; centros descentralizados

DCF 1.0Por Matías Puelma.

Auckland, la antigua capital de Nueva Zelanda, ubicada en la isla norte, alberga la principal actividad económica y comercial del país a pesar de ser Wellington la actual capital, definida así por temáticas políticas y estrategia geográfica (conexión entre la isla sur y la norte). La región de Auckland es el motor económico del país, rodeado por el Océano Pacífico y el Mar de Tasmania y manteniendo el puerto más importante del país en la misma ciudad de Auckland, el puerto de Waitemata, mientras que hacia el sur-oeste de la región de Auckland se encuentra el puerto de Manukao en el Mar de Tasmania. La ciudad es la más poblada del país, con alrededor de dos millones de habitantes que cuentan con una economía basada en la industria, en el comercio y, en las últimas décadas, en el turismo. Esto ha traído una alta mezcla cultural con la cantidad de inmigrantes que se encuentran actualmente, en donde el 63% de los residentes son descendientes de Europeos, 11% Maorí, 13% Polinésicos y un creciente 12% de población asiática.[1]

Su historia se remonta al siglo XIV cuando se produjeron los primeros asentamientos de pueblos nativos Maoríes, los cuales crearon varios pueblos fortificados en las cimas volcánicas, las que rodean lo que actualmente se conoce como el territorio de Auckland. Esta estrategia de diversificación en el territorio nacía básicamente por una idea de protección y vigilancia, pero no fue hasta la llegada de los Europeos en el siglo XVI y tras la firma del Tratado de Waitangi a principios de 1840 que se instauró el área como la futura capital del país y la construcción del centro de Auckland en base al típico damero con orientación norte-sur de sus avenidas principales y pegado a la costa del Océano Pacífico. Esta condición de capital de la colonia se mantuvo por 25 años, ya que con la abolición del sistema provincial en 1865 se cambió por Wellington.

La ciudad de Auckland se encuentra en un istmo que limita dos de sus bordes, dejando solo libertad de expansión hacia el sur y hacia el norte, los cuales se encuentran con grandes accidentes topográficos que dificultan la expansión de la ciudad, estos son las cadenas volcánicas.

Auckland es una ciudad relativamente nueva, la cual por ser una ciudad portuaria con fácil acceso para inmigrantes, ha ido creciendo rápidamente, hacinando el territorio y expandiéndose sin ir a la par con los desarrollos necesarios para abarcar esta situación, tal como un mal sistema de transporte público. Actualmente, el 7% de los desplazamientos en la región de Auckland está siendo en autobús, el 2% en tren y ferrie, mientras que los vehículos privados son el principal medio de transporte en Auckland. Este deficiente sistema de transporte público se debe principalmente a la dificultad de crear recorridos de de manera anillar (similar a Avda. Vespucio en Santiago) debido a las condiciones topográficas, por lo que el servicio público funciona principalmente con recorridos radiales que no alcanzan para abarcar toda el área metropolitana.

El crecimiento urbano de Auckland se ha ido dando básicamente por los sistemas de transporte y la infraestructura asociados a ellos. Hoy en día el sistema más utilizado para desplazarse es el automóvil, el cual con las carreteras principales y autopistas han ido convirtiendo y definiendo los elementos del paisaje urbano. El automóvil hoy en día ha ayudado a permitir una expansión masiva, la cual resultó en el crecimiento de las zonas urbanas periféricas, como la costa norte y la zona de Manukao en el sur.

Sin embargo, fueron los tranvías y las líneas de ferrocarriles los que ayudaron en la gran expansión de la ciudad a principios del siglo 20, de las cuales existen cuatro líneas férreas actualmente.

En el 2007, aproximadamente NZ $5,3 mil millones de dólares estaban destinados a proyectos de gran escala en el área de Auckland para mejorar el ferrocarril y sistemas de transporte público para los usuarios, sin embargo, el cambio político a principio del 2009 por el gobierno nacional entrante pusieron énfasis en la construcción de más carreteras y eliminaron la disposición de un impuesto sobre el combustible regional que iba a ayudar a pagar los cambios que se pretendían para el transporte público.

Auckland es una ciudad que mantiene su centro originario en el puerto de Waitemata, el cual cuenta con el centro de organización de transportes y comunicación desde la fundación de la ciudad. Este centro, llamado Britomart, es la estación terminal para todas las líneas, las cuales conectan con los ferries y los autobuses.

El tren es sin duda una de los factores de expansión de la ciudad. Auckland cuenta con un centro muy comercial, mientras que sus industrias se encuentran en la periferia del centro histórico de Auckland, el cual es conectado por las 4 líneas de trenes hoy existentes.

Al analizar los recorridos de las líneas férreas, se puede observar que cada ciertos kilómetros nace un nuevo centro industrial, el cual está rodeado por suburbios que actualmente han sido equipados con comercio, generando pequeños centros urbanos, lo que ha ido diversificando la ciudad y descentralizándola. Esto factor de descentralización se puede ver simplemente en un edificio que ha estado desde los inicios de la ciudad, este es el edificio y zona de Britomart.

En un comienzo, Britomart era la Oficina Postal y de comunicaciones de la ciudad en 1912, pero la demanda por construir más vías de trenes obligó a ampliar el centro de Britomart y expandir su estación para construir una nueva a pocos metros de la antigua estación, ahora construida en Beach Road. Esto fue el comienzo del declive en el siglo 20 de Britomart como el centro de transporte de la ciudad, sin embargo, la estación fue rediseñada en 1937 como un terminal de buses. Al cabo de unos años, el uso de ferries, tranvías y buses continuó disminuyendo a favor del automóvil. En 1958 se construye el primer edificio de estacionamientos de autos, Britomart Car Parking, demostrando el desplazamiento del transporte público y privilegiando el transporte particular incluso en el uso de los edificios de la ciudad, el cual se transformaba rápidamente en adaptarse a esta condición.

Auckland es una ciudad grande con un centro histórico pequeño, mientras que los suburbios son de grandes extensiones por la tipología de viviendas existentes, las cuales son generalmente de un piso. Esto ha llevado a que la ciudad sea dispersa en cuanto a sus centros, los cuales abastecen ciertos barrios o zonas de la ciudad, en los cuales se puede encontrar comercio, educación, trabajo y ocio, es decir, una persona no necesita moverse de su barrio si su trabajo y/o educación se encuentra en ese radio, por lo tanto no necesitaría de un transporte para grandes distancias, es más, esas distancias por lo general son caminables o pedaleables.

Entonces, nacen naturalmente las interrogantes; ¿realmente la ciudad de Auckland necesita de un sistema integrado de transporte público tan bien organizado como en otras ciudades, o tan solo con sus pequeños centros urbanos diversificados no existe una real necesidad de traslado y, por ende, no existe una gran demanda por un transporte público con grandes conexiones? ¿El sistema de transporte actual es realmente de “mala calidad” o es el justo y necesario en base a las necesidades? Los pequeños centros urbanos de los barrios, ¿son realmente funcionales y no necesitan de gran movilidad?

Al parecer estas interrogantes se responden fácilmente; si tienes tu trabajo y/o educación en una misma zona, no necesitas de mejor transporte público, pero de no ser así, necesitarías del automóvil.

Ahora bien, quizás esas preguntas están mal enfocadas y habría que preguntarse qué es lo que pasa con Auckland y sus centros descentralizados que no están funcionando como una sola ciudad y, al parecer, se está yendo por un camino más de barrios o zonas independientes, algo así como Estados Unidos. Auckland por su lado no presenta un tamaño de territorio tan extenso como EEUU para tener zonas independientes. Entonces nace otro tipo de interrogante; ¿Sería correcto que Auckland se unificara y proporcione mayores programas a las zonas intermedias entre barrios para que sus habitantes tengan la opción de desplazarse a lo largo de toda la ciudad de manera conectada? Aquí cada uno tendrá su opinión, pero más que la respuesta misma, me pregunto qué significa correcto o incorrecto en estos casos.

Fuentes:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Ciudades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Auckland; centros descentralizados

  1. Sebastián Pedrals dijo:

    Una característica que acentúa aun más que Auckland tenga muchos centros independientes es que extensas áreas de mar la dividen, generando grandes vacíos al interior de la ciudad. Las distancias entre los diferentes puntos de la ciudad se amplían acentuando la independencia de cada uno de ellos, generando una ciudad descentralizada y discontinua. Además de presentarse como una ciudad con edificaciones relativamente bajas, haciendo que su crecimiento en vez de ser por medio de la densificación haga que ésta se expanda a cada uno de los rincones aislados aumentando el área de la ciudad, por lo tanto aumentando las distancias al interior de Auckland. Estas características le entregan un complejo problema al sistema de transporte haciendo que este sea ineficiente y que gran parte de la población prefiera el transporte privado.

  2. Javiera Díaz dijo:

    El autor de la columna plantea “¿realmente la ciudad de Auckland necesita de un sistema integrado de transporte público tan bien organizado como en otras ciudades, o tan solo con sus pequeños centros urbanos diversificados no existe una real necesidad de traslado y, por ende, no existe una gran demanda por un transporte público con grandes conexiones?”
    El rápido y no planificado crecimiento de Auckland generó la actual situación de la ciudad. Una serie de centros que brinda a su población inmediata los servicios básicos para vivir. Por lo tanto, no existe necesidad de ir a otros puntos de la ciudad.
    Suena lógico, al parecer las necesidades principales están satisfechas, sin embargo, y volviendo a la pregunta del autor, creo que no es la forma correcta de afrontar el crecimiento de la ciudad. Las externalidades negativas de esta descentralización son que se fomenta la segregación y falta de una identidad como ciudad. Pareciera ser un conjunto de poblados más que una ciudad. Es por estos motivos que Auckland debería implementar su sistema de transporte público e infraestructura vial con el fin de fomentar la conectividad a nivel ciudad antes de que sea demasiado tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s