Defendiendo la Identidad

vecinos por la defensa de Yungay_Andre UrbinaPor Andrea Urbina.

La aún no promulgada “política nacional de desarrollo urbano” cuenta con cuatro ejes: integración social, desarrollo económico, equilibrio ambiental e Identidad y Patrimonio. Llama principalmente la atención el último de estos puntos, ya que si comparamos esta política con otras internacionales este tema en general no es mencionado. La importancia de contar con un capítulo de “Identidad y patrimonio” dentro de una nueva política de desarrollo urbano habla de lo relevante que es hoy en día este tema para Chile, se le ha tomado el valor tanto a la obra construida, como a las manifestaciones y al entorno natural de nuestro país.

Grandes han sido las manifestaciones de la ciudadanía en defensa de sus barrios y comunidades, generando organizaciones empoderadas buscando preservar y cuidar su patrimonio. Conocidas son las ONGs como Ciudad Viva, Ciudadanos por Valparaíso, Vecinos por la Defensa de Yungay, entre otros. Las cuales han logrado que muchas veces se paralicen proyectos de grandes envergaduras.

Durante muchos años en Chile, se ha destruido el carácter identitario de nuestras ciudades. Demoliendo edificios, barrios hasta ciudades con gran valor patrimonial en post de proyectos de gran escala que solo buscan intereses privados. No solo hablo de una destrucción de la armonía o belleza de la ciudad sino que de la propia autenticidad de los barrios. Conocido es el ejemplo del borde costero de Puerto Montt, con un gran centro comercial con dos torres de gran altura en plena costanera, que ahora se le suma el terminal de buses y un hotel. O el caso de Valparaíso, que siendo declarada hace ya 10 años como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se construirá en su borde costero el “Mall Muelle Barón” y un nuevo terminal para la empresa portuaria de Valparaíso, pese a la petición de la Unesco de modificar el proyecto. Otro es el caso del centro de Santiago, en la zona de “Matta Sur” donde se busca declararla zona típica para que no se construyan altas torres de inmobiliarias. Y así podría continuar nombrando muchos otros casos dentro de Chile en donde no se ha respetado ni valorado el carácter identitario ni patrimonial de muchos barrios que han albergado por años, historias de un pasado que aún está presente dentro de muchos de sus habitantes en el día a día.

Resulta de gran valor reforzar la idea que el patrimonio no solo se constituye en base a una obra construida sino que también en relación a las características asociadas a los habitantes de un lugar, y como estos se relacionan con el espacio, porque es allí donde se desarrolla la identidad de un territorio.

De esta manera se ha visto una falta por parte del Estado y de las instituciones públicas por generar soluciones que preserven el patrimonio, entendiendo que preservar va más allá de declarar monumento nacional un edificio, que parte de la base de querer construir una ciudad en donde los ciudadanos y el patrimonio construido puedan seguir existiendo por sobre los intereses de unos pocos.

Es por esta razón que es de suma importancia la promulgación de esta política – no solamente por este capítulo- porque va a entregar una línea de ruta de como abarcar el tema patrimonial, y también para que a muchas autoridades se les pueda pedir coherencia a la hora de actuar en torno a la ciudad por medio de esta política; tanto a los municipios, alcaldes, ministerios, etc. Y probablemente no bastará con la promulgación de esta política, sino que también se necesitarán leyes que favorezcan el patrimonio, pero sin lugar a dudas que esta generará aportes que serán de suma importancia para las ciudades.

Mediante el desarrollo del eje “Identidad y Patrimonio” no necesariamente se busca seguir creando zonas típicas, sino que ir construyendo ciudades coherentes con el patrimonio existente en términos arquitectónicos, culturales y sociales. En donde no porque no se esté en una zona protegida se va a destruir un lugar con un valor de por medio. Y es aquí donde el punto 4.1 “valorar el entorno físico, construido o natural, formador de la identidad de las comunidades” toma gran importancia, porque no solo hablamos de un patrimonio arquitectónico sino que también en la conservación de espacios formadores de identidad.

IMAGEN: Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay / Fuente: http://www.elsitiodeyungay.cl

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Contingencia. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Defendiendo la Identidad

  1. María Paz Quinteros Pomar dijo:

    El tema de la identidad es muy importante para poder tener ciudades de las que estemos orgullosos, siendo muy apropiado que esté considerado en la PNDU (promulgada el pasado miércoles 30 de octubre), ya que de cierta manera se podrán guiar los distintos proyectos y leyes que llevarán a preservar el patrimonio tangible e intangible.

    Como menciona Andrea, en nuestro país se ha sido negligente en el tema del patrimonio; por ejemplo en muchas ocasiones cuando se declara monumento nacional un edificio, la acción se “queda en el papel”, siendo una restricción más que una oportunidad para devolverle la vida a un edificio histórico. Pero de a poco están surgiendo iniciativas, tanto por parte del gobierno como de los mismo ciudadanos, para poder revertir esta situación.

    Una de éstas es un taller realizado por un grupo de arquitectos de la Universidad de Talca, llamado “Modela Lebu 3D” (implementado el año 2009). A través de herramientas de modelación 3D se les enseñó a los habitantes de Lebu (VIII región) como reconstruir digitalmente algunos edificios de la ciudad, de este modo levantaron el patrimonio de la comunidad reforzando la identidad de la misma. La idea era que pudieran re-conocer la ciudad que habitan, este taller los ayudó a crear algo en conjunto, a participar en un proyecto en común que llevará a preservar el patrimonio de la ciudad. En iniciativas como esta se ve reflejada la voluntad de consolidar una comunidad, tratando de relacionar e identificar a las personas con el lugar que habitan; en “Modela Lebu 3D” específicamente se trató de que el patrimonio cultural estuviera al alcance y conocimiento de todos los ciudadanos.

    Ojalá que con la promulgación de esta política surjan más de estas iniciativas que llevan a fortalecer el sentido de pertenencia de los habitantes de una ciudad y ayudan a dar a conocer el patrimonio.

  2. Andrés Ortiz dijo:

    El patrimonio, elemento que en Chile no hemos sido capaces de incorporar activamente a las necesidades contemporáneas de la ciudad. Es cosa de ver los innumerables edificios históricos que se deterioran día a día por desuso, de la misma manera, los barrios históricos se transforman en lugares de visita dentro de la ciudad, se constituyen como islas museo a las cuales nos acercamos en calidad de turistas. La manera de evitar el deterioro del patrimonio es mantenerlo en constante uso aunque esto signifique adecuarlo a las necesidades actuales.

    La excesiva protección de un barrio o un edificio histórico puede transformarse en su ruina, normas y leyes que han dejado a propietarios con un edificio histórico sin proyecciones para este y que curiosamente terminan incendiándose dejando el terreno libre para construir cualquier cosa.

    Debemos ser capaces de encontrar la formula que permita incorporar zonas y edificios históricos a la ciudad, una ciudad en contante cambio y que no admite áreas congeladas. un ejemplo de integración y conservación patrimonial es nuestra Casona de lo Contador, una casa que se transforma en sede universitaria, que se utiliza a diario y que es capaz de convivir con edificios contemporáneos para acoger íntegramente el programa universitario.
    Creo que hay que dejar de ver el patrimonio como piezas de museo, el patrimonio hay que vivirlo, habitarlo y actualizarlo para justamente “conservarlo”.

  3. Max Villaseca dijo:

    El efecto positivo que puede tener esta Política Nacional de Desarrollo Urbano al considerar el patrimonio y la defensa de este es importantísimo. Sin embargo, y coincidiendo plenamente con la postura de Andrés, debemos tener claro que de nada sirve el patrimonio si no podemos vivirlo por lo que fue y por como es. El patrimonio que no puede ser usado, rehabilitado, visitado, habitado o regenerado no tiene sentido de permanencia entre nosotros. El patrimonio no es de por si patrimonio, no es una categoría inapelable que consigue un edificio luego de seguir en pie luego de cien años. El patrimonio es patrimonio cuando se le entrega a la sociedad como algo de ellos.

    Un ejemplo bastante interesante es el realizado por 12 arquitectos franceses (ver página http://www.collectifetc.com) que en su proyecto “Detour de France” visitaban ciudades del sur de Francia que poseían un valorado patrimonio pero que se encontraba en absoluto deterioro. Con pequeños cambios que mantuvieran la esencia del edificio y el pleno apoyo de las autoridades, trasformaron un viejo horno en el bar del pueblo, el lavadero en una piscina municipal, la iglesia en un cine y una cabina telefónica en una pequeña biblioteca pública.

  4. Begona Uribe dijo:

    Concuerdo con las opiniones anteriores, el patrimonio no debe tratarse como algo intocable, ya que se transforma en una ruina cuando puede ser un lugar notable en la ciudad. Este obtiene un mayor valor cuando se le da un uso distinto manteniendo su características arquitectónicas. Como ha pasado con el barrio Bella Vista transformando residencias en bares y restaurantes que atraen a miles de personas cada día. O lo que se esta empezando a dar en el centro con el hotel City que planea convertirse en un hotel boutique.

    Por otro lado un lugar puede destacarse mas por su uso que por su arquitectura. Como son el barrio independencia, la vega o providencia. En estos casos lo que se busca conservar es el carácter comercial que entregan. Las remodelaciones pueden ser de carácter formal siempre y cuando se mantenga el uso del barrio. El Costanera Center fue un error gigante que está haciendo cerrar el comercio que existía en el eje de providencia, por lo tanto le está quitando identidad al barrio. La municipalidad debió haber sido mas visionaria y saber que su comuna se destacaba por su uso y que el mall lo cambiaría para siempre.

    Conservar, dar identidad es poner en valor ya sea las características arquitectónicas o el uso del lugar. Debemos ser muy perceptivos e inteligentes para ver que permitimos en un lugar y en otro. No todo en una ciudad puede conservarse pero si puede ser reutilizado y adaptado a las nuevas necesidades del país.

  5. Javiera Díaz dijo:

    Lo que pasa es que actualmente los privados no están viendo el potencial de conservar el patrimonio. Hay una balanza, donde el beneficio privado está pesando más que conservar el patrimonio nacional y debemos revertir esta situación, demostrar que puede ser igual o más rentable aun.
    Existen casos emblemáticos de ciudades que viven del patrimonio, como Cuzco, y no por eso la ciudad se queda en el pasado. Desde la plaza de armas se ve lo bien que conserva su arquitectura colonial y ni hablar de la riqueza cultural del legado incaico en los alrededores de la ciudad. Y no por esto los edificios están sin uso o deshabitados, un simple ejemplo es el Mc Donald’s que funciona dentro de una de estas casonas de la colonia, lo que demuestra que los privados pueden usar esta arquitectura incluso como un recurso de marketing, llegar al equilibrio. Cuzco vive de este patrimonio, lo que demuestra que es perfectamente rentable.
    Por otro lado, se puede argumentar también que defender el patrimonio es la opción más sustentable. Nuestros antepasados eran sabios y que la arquitectura vernacular presenta estrategias de arquitectura pasiva que funcionan mucho mejor climáticamente que cualquier edificio de certificación LEED.
    Es por estos motivos, más los mencionados en los comentarios anteriores, que es importante que defendamos nuestra identidad, y me parece muy bien que políticas como la PNDU se esté llevando adelante por respeto a lo que fue y será nuestra ciudad.

  6. Rosario Tocornal dijo:

    Generalmente, al hablar de patrimonio, uno piensa instantáneamente en un edificio y objeto, en algo concreto que da cuenta de las tradiciones y costumbres de un lugar. Me parece muy interesante y acertado el concepto de patrimonio más allá del elemento particular, como la agrupación de estos, los que generan una espacialidad que le da identidad a un barrio.

    Más allá de lo dicho anteriormente, el tema del patrimonio como un bien que ha perdido su valor ha sido recurrente en las columnas publicadas (¿apreciamos el patrimonio?), lo que hace pensar que realmente hay un problema en el tratamiento del mismo. En este caso, es el mercado el que se sobrepone a la cultura patrimonial y la reemplaza por edificios de inmobiliarias u otras obras. Esto da cuenta de que debemos ser más concientes, es a través del patrimonio que podemos recordar y mantener presente nuestro pasado, nuestros orígenes, tradiciones y costumbres, la arquitectura local, etc.. Son elementos esenciales tanto para la identidad del barrio en particular como para la del país.

    Es por esto que considero que en cualquier caso el patrimonio debe ser tratado con mayor cuidado, debe ser mantenido y valorado, y por ende, se debe tener especial cuidado en que el mercado pase a llevar estas zonas, que los negocios inmobiliarios respeten el patrimonio y que las conveniencias comerciales no sean superiores a las tradiciones.

  7. María Paz Laso dijo:

    Si bien la columna no afirma de manera explícita la premisa que voy a enunciar, considero que es una cuestión errada en lo que se refiere a identidad y armonía en las ciudades. Se trata de una especie de condena, per se, a todo lo que sea renovación urbana.

    En efecto, si bien cada vez que en Santiago se bota un edificio de valor patrimonial, el edificio que lo reemplaza no sólo no es comparable con aquél, sino que de una calidad estética ostensiblemente inferior, las culpas no deben buscarse en la renovación urbana, ya que también la comparten los impulsores de las políticas públicas, los gestores de los proyectos y, desde luego, y quizá en mayor medida, los arquitectos. De hecho, son estos últimos quienes imprimen el carácter a una obra que reemplazará a un edificio de valor arquitectónico, y por lo mismo son responsables de la factura del producto nuevo.

    En otras partes del mundo, tratándose de intervenciones de relevancia que se realizan en las ciudades, más que poner trabas a la renovación urbana en consideración al valor de un edificio o barrio que se quiere renovar, los gobiernos y gestores inmobiliarios (estos últimos, muchas veces por iniciativa propia, ya que tienen una sensibilidad especial que no existe en Chile) destinan cuantiosos recursos en la organización de concursos de arquitectura a los que son invitados los mejores arquitectos de todo el mundo, de manera que el producto nuevo sea incluso mejor que el que será reemplazado.

    Para los efectos anteriores, la solución no radica en que en Chile se organicen concursos con arquitectos de renombre internacional cada vez que se quiere botar un edificio o mejorar un barrio patrimonial, ya que está comprobado que en Chile existen arquitectos que compiten en las grandes ligas. Lo que se requiere es un cambio de consciencia y mentalidad tanto a nivel de los autores de las políticas públicas, pero especialmente de los gestores inmobiliarios.

  8. Pedro Barros dijo:

    “La importancia de contar con un capítulo de “Identidad y patrimonio” dentro de una nueva política de desarrollo urbano habla de lo relevante que es hoy en día este tema para Chile, se le ha tomado el valor tanto a la obra construida, como a las manifestaciones y al entorno natural de nuestro país.”
    No podría estar mas en acuerdo, de facto la realidad capitalista presente en nuestras sociedades hace que el factor identitário sea desvalorizado porque no produce dinero, no hace un movimiento de capital, es necesario reforzar la idea de que no solo la obra construida constiuye património, los lugares, las personas, las costumbres, las relaciones, el suelo, todo eso son factores mnemónicos que tal como una fotografia nos recuerdan quienes somos, es en el espacio que todo eso se junta y es allí donde se desarolla la identidad de un territorio.

    “Durante muchos años en Chile, se ha destruido el carácter identitario de nuestras ciudades. Demoliendo edificios, barrios hasta ciudades con gran valor patrimonial en post de proyectos de gran escala que solo buscan intereses privados.”

    En este sentido es muy buena la creación de la nueva “política nacional de desarrollo urbano” porque se ha visto una falta de interés por parte del Estado y de las instituciones públicas por generar soluciones que preserven el patrimonio, preservar va más allá de declarar una construcción, un monumento y es necesario tener esa consciencia, que tiene que tener como base la voluntad de querer construir una ciudad donde puedan seguir existiendo los ciudadanos y el patrimonio construido sobre los intereses de unos pocos.

    “Mediante el desarrollo del eje “Identidad y Patrimonio” no necesariamente se busca seguir creando zonas típicas, sino que ir construyendo ciudades coherentes con el patrimonio existente en términos arquitectónicos, culturales y sociales.”

    Es necesario también que haya una fuerte regulación de este plan de desarrollo para que ello no pueda ser redibujado recurriendo a los ideales capitalistas de compra y venta tan visibles en nuestras ciudades, es decir, tiene que haber una fuerte consciensación de los ciudadanos para que estes estén atentos a las políticas de la ciudad y puedan intervenir cuando algo no está bien, luchando por sus derechos y por sus intereses comunitarios e identitarios.

  9. Pedro Barros dijo:

    “Sostiene que la cultura es un derecho ciudadano, y que el arte puede aportar un momento de reflexión, de alegría y de entusiasmo a las personas.”
    Es un hecho que las ciudades están cada vez más transformándose en museos de libre acceso, y eso es un hecho increible que nadie imaginaba hace 20 años atrás que hoy conoceríamos auténticos museos al aire libre y gratis. Es una realidad que estas transformaciones vienen de disciplinas como el design de comunicación y los artistas de la calle, tentativas de atraer al usuario, al ciudadano a un movimiento corporativo que tiene como destino final su intervención en la ciudad. Algunos de esos movimientos los comenzaron “Os gémeos” artistas plásticos brasileños en brasil, dejando su arte y color por las calles de São Paulo, en Oporto artistas como Frederico Draw, Hazul y O colectivo rua, tienen hecho grandes esfuerzos para comunicarse con los ciudadanos en festivales urbanos con el objetivo de que el “arte gratis” reaactive espacios degradados y abandonados en las ciudades.
    En Santiago, es clara la existencia de un vivo interés por parte de la ciudadanía con respecto a su capacidad de incidencia en el aspecto visible de los espacios públicos. Hay la voluntad de expresarse y de intervenir, de crear espacios más agradables, más “humanos” recreando esos espacios del cotidiano muchas veces dejados al abandono. Con estos cambios, la mayor transformación fue la noción de arte que los ciudadanos tenian, el arte ya no puede ser solamente definido por las “beaux arts” los cambios que suceden en la sociedad también suceden en el arte, llegando así a un concepto totalmente nuevo de lo que es el arte.
    “A real work of art destroy’s in the consciousness of the receiver, the separation between himself and the artist”1

    Es importante saber leer los espacios públicos, es importante saber como mejorarlos, pero es también importante saber que el arte puede ser mucho más que un escultura puesta en una plaza, puede estar de formas distintas en la ciudad – sin quitar el trabajo al arquitecto – el arte tiene un grande poder de cambiar la ciudad no solo como medio físico tanto como la forma personal de mirar hacia la ciudad.

    1 – Leo Tolstoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s