La grilla de Nueva York

Por Josefina Anguita

La historia de la ciudad de Nueva York comienza con el descubrimiento de América, en 1492. Desde ese entonces se intenta buscar un paso hacia China por el norte. Se realizan varios viajes para ésta búsqueda, y es en ellos que se descubre la famosa isla. El primer europeo que pasa por la bahía de Nueva York es Giovanni da Verrazzano en 1524, pero no es hasta 1609 que se toma posesión de ésta tierra. Fue Henry Hudson, un navegante a sueldo de los holandeses, que nombra a ésta tierra “Nueva Holanda”.

En 1626 Peter Minuit, primer gobernador general de “Nueva Holanda” compra la isla de Manhattan a un grupo de algoquinos, por 24 dólares. Construye un fuerte en la punta sur, y es así como nace “Nueva Amsterdam”, formada por 200 habitantes. Ésta ciudad fue un lugar de negocios para Holanda, pero no fue una empresa viable. En 1664 los ingleses lo toman, convirtiéndola en “Nueva York”.

Durante el siglo XVIII Nueva York fue una ciudad en pleno auge, pero al igual que todas las ciudades de ese entonces, tenía problemas de higiene, circulación, iluminación y vivienda.

En 1776 se declara la independencia de EEUU, y la ciudad pasa por muchos cambios, quedando convertida en un gigantesco campo de prisioneros y en un arsenal militar. Casi no existía vida civil, y había escasez de viviendas. Además ocurre un gran incendio que destruye la cuarta parte de la ciudad, eliminando los últimos vestigios de Nueva Amsterdam. Pero finalmente se logra la independencia, y Nueva York se convierte en un lugar importante de comercio, por su puerto. En 1790 había 33.000 habitantes, la mayor concentración del Nuevo Mundo.

La ciudad creó un barrio de negocios, Wall Street. Aparecen los muelles de embarque en los alrededores de la isla (piers), y ya en 1900 el puerto de Nueva York es el más importante del mundo. Es considerada una ciudad de negocios, riquezas, donde se concentrar grandes bancos, y donde hay un intercambio cultural inmenso por ser puerto. Esta ciudad se desarrolla al sur de la isla, dejando hasta hoy en día el trazado de esas calles, de generación espontánea, que se forman según la geografía del sur de la isla.

Desde sus comienzos fue una ciudad de inmigrantes. Recibe en especial irlandeses. Después de la Guerra de la Secesión, el flujo de inmigrantes europeos aumentó, llegando a ser, a principios de 1900, 3.000.000 de habitantes. “Millones de personas de todo el mundo iban a responder al magnetismo de éste ícono radiante de poder y promesas, y a intentar labrarse allí una nueva vida” .

Nueva York era el lugar de las nuevas oportunidades, pero en 1929, con la gran depresión, queda inmóvil, y no se recupera hasta la Segunda Guerra Mundial, donde muchos artistas, escritores e intelectuales europeos se refugian acá, impulsándola nuevamente como ciudad vanguardista. Es por esto que se convirtió en la capital del siglo XX, siendo en 1948 la más poblada del mundo.

El siglo XIX se caracterizó por un rápido crecimiento de la ciudad de Nueva York, por lo que fue necesaria una planificación urbana, ya que hasta el momento no había un trazado definido en la ciudad que pudiera replicarse hacia el norte. De Witt Clinton, el primer alcalde, forma una comisión destinada a trazar las futuras calles de Manhattan. Es así como nace el Commissioners’ Plan de 1811. Se planifica una grilla ortogonal, formada por 12 avenidas que recorren de norte a sur la isla, y que serían cortadas en ángulo recto por 155 calles menores, formando así 2.028 bloques rectangulares de 20.000m2. La única diagonal en el plan es la calle Broadway, que era una antigua senda india, que se siguió utilizando desde la conquista.

En éste plan no se consideraba la construcción del Central Park. La idea no surge hasta mediados de 1800, cuando la población de Nueva York se cuadriplica, y se hace necesario un espacio abierto, libre del tráfico de la ciudad, para alejarse de la ciudad. En 1853 se dan 2,8m2 para la construcción de un gran parque, que mide aproximadamente 4.000 por 800 metros, creando así uno de los parques más visitados de EEUU.

Para muchos, y durante mucho tiempo, éste plan fue considerado el peor plan urbano realizado en una ciudad. Además de juzgarle el exceso de ortogonalidad, generando así monotonía, se le critica que la trama reticular no se adapta a la geografía de la isla, sino que plantea hacer tabla rasa, arrasando con todos los asentamientos e hitos geográficos existentes.

Los creadores defendían su plan diciendo que la finalidad del trazado era generar abundantes circulaciones de aire, para así eliminar y evitar enfermedades y epidemias. Además “las casas construidas en ángulo recto eran más baratas y más cómodas para vivir” . Pero lo que no se dice es lo que expresa Richard Sennett en su artículo Las ciudades norteamericanas: planta ortogonal y ética protestante: “las ciudades uniformes del suelo son también más fáciles de vender ”. Sennett, en este contexto, cita a Lewis Munford, que dice “… el capitalismo renaciente del siglo XVII trató la parcela individual, la manzana, la calle y la avenida como unidades abstractas de compra y venta, sin el menor respeto por los usos y costumbres tradicionales, por las condiciones topográficas o por las necesidades sociales” .

Creo que éste tipo de acciones son perdonable, si es que hay algo que perdonar, en ciudades del Nuevo Mundo, que intentaban diferenciarse y destacarse de las antiguas. Se intenta buscar nuevos estilos de vida, más eficientes y ordenados, donde los negocios son lo más importante, donde no hay jerarquías sociales, donde no importa la raza y la nacionalidad. “La cuadrícula representa un orden democrático e igualitario, y en cambio el orden radial es jerárquico (“cerca del centro” es más importante que “lejos del centro”, asunto que queda disimulado en una trama rectangular). Esa idea igualitaria reina en Nueva York desde aquellos tiempos, y probablemente sea el signo que mejor representa a la ciudad más urbana del mundo” Además ésta monotonía de la que se habla, se pierde al momento de construir en altura. Es la verticalidad la que genera las vistas y perspectivas buscadas al momento de hacer ciudad.

La ciudad no habría sido la misma si no fuera por su geografía territorial (isla) y gran cantidad de inmigrantes. Si Manhattan no fuera una isla, se habría expandido más, y tal vez no sería una ciudad vertical. El hecho de que no tenga hacia donde crecer significó, al momento de la invención del ascensor, que no había más opción que realizar una ciudad vertical, que es la característica principal de Nueva York. Además, la gran cantidad de extranjeros en la ciudad, hacen de ella un lugar donde se mezclan distintas culturas, generando así una atracción mayor, que producen más inmigración, por lo tanto más habitantes, y más rascacielos. En su trazado se pueden ver dos momentos de la historia: un momento de conquista, de libertad, de cambios económicos y políticos (sur de Manhattan), y otro de avance, de crecimiento, de culturización e imagen ciudad (Comissioners’s plan).

 Fuentes:

Jerome Charyn. “Nueva York, crónica de la jungla urbana”. Ediciones B, S. A. 1998. Página 37

Remarks of the Commissioners for laying out streets and roads in the city of New York, under the act of April 3, 1087. http://www.library.cornell.edu/Reps/DOCS/nyc1811.htm

Sennett, Richard. Las ciudades norteamericanas: planta ortogonal y ética protestante. Revista internacional de ciencias sociales. Historia de ciudades. UNESCO. Volumen XLII (n°3). Página 285. Septiembre 1990.

Sennett, Richard. Las ciudades norteamericanas: planta ortogonal y ética protestante. Revista internacional de ciencias sociales. Historia de ciudades. UNESCO. Volumen XLII (n°3). Página 285. Septiembre 1990.

200 AÑOS DE LA EXPANSIÓN DE NUEVA YORK. El plan urbano de 1811. Portal digital El País. Uruguay.

http://www.elpais.com.uy/suplemento/cultural/El-plan-urbano-de-1811/cultural_565330_110513.html

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Ciudades. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La grilla de Nueva York

  1. La ciudad y forma física de la Nueva York que conocemos, tiene su origen con el Commissioners’ Plan de 1811, que con sus 12 avenidas y 155 calles, configuran la trama urbana de Manhattan.
    El trazado queda definido por una manzana rectangular de gran largo y poco ancho, que buscaba no sólo generar una ciudad higiénica, sino que sobretodo, ser la unidad inmobiliaria más eficiente, que permita maximizar el porcentaje edificado, al eliminar los espacios vacios centrales, propios de una manzana cuadrada.
    Esta decisión lleva implícita la existencia de la fachada continua y un primer piso que la mayoría de las veces, es el soporte de servicios, tiendas, restaurantes o cafés que configuran calles y veredas llenas de programas de vocación pública, en este afán de maximizar el uso de los predios, haciéndolos lo más rentables posibles.
    Si a lo anterior, sumamos el hecho de que el elevado valor del suelo conlleva a una gran densidad, los espacios habitables tienden por lo mismo a ser pequeños y de menor calidad.
    Este aspecto hace que los habitantes encuentren en la calle y en lo público, aquellos lugares de verdadero valor espacial, que no pueden encontrar en sus viviendas, y con ello, dan vida al espacio público y la ciudad.
    La densidad o la verticalidad no son en este caso aspectos que vayan en contra de la calidad urbana, todo lo contrario, son los detonantes de calles y veredas llenas de vida y habitantes, que finalmente son quienes hacen de una ciudad, una buena ciudad.
    Resulta finalmente paradójico el caso del Seagram Building, de Mies van der Rohe, que en su afán de generar lujo y categoría a la ciudad, mediante su retranquemiento, entrega a Nueva York, uno de los espacios públicos con menos vida y uso, quizás porque en él, no están presentes los elementos que vuelven a Manhattan una ciudad única.

  2. Carlos Rodríguez Palleres dijo:

    Buena columna, concuerdo plenamente con la idea central. Por otro lado al hablar de Nueva York se piensa instantáneamente en Manhattan; Brooklyin, Staten Island, Queens y The Bronx quedan de lado en las miradas. Pero es que Manhattan tiene algo que pocas ciudades explotan; una condición isla (y por ende un terreno limitado), el centro historico de Nueva York donde todo comenzó y la capacidad de venderse así misma como la ciudad cosmopolita y excitante. Según Koolhas en Delirious New York, Nueva York está loca. Tiene delirios que le permiten crearse una historia, una idea de ciudad cosmopolita que no siempre existió. Crear una grilla ortogonal que regule una gran cantidad de hectáreas es parte de este delirio donde se creen capaces de racionalizar todo para ser igualitarios.

    Es certero decir que Manhattan tiene los dos momentos de la historia ya mencionados y que éstos se reflejan en la grilla (Comissioners’s plan) y en el Sur de la isla. No obstante me parece que hay un segundo elemento que va más allá de la tipologia de urbanización. La altura en Nueva York es algo que determina los barrios dentro de la misma grilla. Upper West Side es muy diferente a Midtown, y poseen la misma grilla. Meatpacking District y Midtown west tiene más en común a pesar de estar en diferentes urbanizaciones y por ende poseer diferente historia. Creo que la altura de edificación compromete una parte importante de Manhattan, es otro componente más de Nueva York.

  3. Juan Cristóbal Donoso dijo:

    Interesante saber que se habla de una ciudad que ha pasado por muchas “manos” desde sus inicios, lo cuál quiere decir que la manera de habitarla también fue distinta, cada una a su haber. Finalmente, se logra predecir que se trata de una ciudad con un crecimiento a gran escala, que se estaba transformando en la capital del nuevo continente, por lo que se necesitó hacer un plan para regular lo que viene.
    Esta decisión me parece que marca el futuro de la ciudad, y lo digo principalmente porque se trabaja una grilla pensada en cómo maximiza la densidad en un terreno acotado, en una isla con límites muy definidos. Con esto, no hay vuelta atrás en la opción por densificar y construir una ciudad en altura, con vistas y fugar que recorren las calles y que evidencian una grilla ortogonal ordenadora por sobre las líneas de la isla.
    Me parece una decisión clara, que define y propone una manera de hacer ciudad de acuerdo a un estilo de vida, en donde la calle y el parque pasan a ser en verdadero espacio público y de recreación, fomentando una vida urbana activa y dejando de lado la privatización de espacios que muchas veces vemos en nuestra ciudad (como son los muchos de parques con reja).

  4. María José Arellano Vargas dijo:

    Me interesa resaltar uno de los hechos de la historia de Nueva York: la creación del Central Park. Puede resultar muy poca cosa comparado con la complejidad de NY, pero es una planificación tan radical y tan fríamente pensada que no deja de sorprenderme. Evidentemente, es una decisión despótica, al igual que poner una grilla ortogonal en una isla; es como dice Koolhaas: delirante. Pero nos lleva a evaluar la importancia del espacio público verde en una ciudad, un área rodeada por edificios.
    Que a Santiago le faltan áreas verdes no es una tesis nueva y eso ha ocurrido por la falta de voluntad política de destinar áreas para espacios públicos. En NY se tuvo la visión urbana de dejar un área de 3,2km2 hace poco menos de 200 años atrás. ¿En qué estamos nosotros?
    El éxito de Central Park no está en haber dejado un paño de terreno para poner un parque: fue poner una gran extensión, considerablemente enorme, como para que éste fuese atractivo. En Santiago sucede que los espacios públicos, son, en general, reducidos. No tienen la grandeza y apertura que se necesitan para ser conglomerantes.
    Uno escucha hablar de la ampliación del radio urbano para Santiago y de los nuevos suburbios; pero quizás, deberíamos tener normativas más concretas de lo que está haciendo en las nuevas áreas que se están urbanizando, sobre todo en el desarrollo de las áreas verdes. Evidentemente existen normativas para quienes pretendes hacer un desarrollo inmobiliario, de cuantas áreas verdes tienen que existir, equipamientos y otros. Sin embargo, se necesita más visión y voluntad política para definir paños considerables (y no un pequeño porcentaje) para que el espacio público verde sea, lo suficientemente atractivo como para que la ciudadanía lo ocupe.

  5. Felipe Ruiz-Tagle Cruzat dijo:

    Algo muy interesante de Nueva York esta en la dualidad que existe entre la grilla ortogonal que plantea una solución homogénea, como dice el articulo, a tabla rasa del plano horizontal, en el que el ordenamiento, por un planeamiento inmobiliario económico, es lo más ordenado y rentable posible, en contraposición de la variada verticalidad que existe en toda la isla, con variada me refiero a la estratificación de los usos por altura más que por zonas, el concepto de edificio multifuncional se encuentra muy marcado en esta ciudad, con edificios que albergan vivienda, oficinas, comercio, hoteles, etc.. Esto manifiesta una ciudad que se ve mas diferenciada en la condición vertical que la horizontal. Si bien tiene zonas más residenciales y otras de oficinas o comercio, en toda la isla de Manhattan se ve esta condición de calle con vida a través de los distintos programas que se disponen en el borde de la vereda, los cuales no necesariamente responden a lo que tienen arriba en el mismo edificio. Por otro lado, es un ejemplo de reutilización de los edificios, antiguas fabricas son ahora restaurantes, galerías de arte o viviendas, mostrando que la solución de las construcciones en desuso no se encuentra en la demolición de estas para dar paso a edificios nuevos sino que en la remodelación interior y exterior que conservan las características e identidad de los barrios, el Meatpacking District o Greenwich Village por nombrar algunos son claros ejemplos de barrios que han perdurado en el tiempo y que por dentro se encuentra una realidad ajustadisima a los tiempos actuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s