‘‘Día Mundial Sin Autos’’, una salvación para Costanera Center.

Por Cristóbal Hillbrecht

En pocos días más, el 22 de septiembre exactamente, se dará lugar en todo el mundo el ‘‘Día Mundial Sin Autos’’, en el cual participan más de 1.500 ciudades, incluido nuestro Santiago de Chile, y donde se le propone a la gente, que vive y trabaja en ciudades con alta demanda de autos, que tenga la instancia de tener y recorrer calles descongestionadas y libres de autos. O sea, una invitación a la población y sobre todo a los que se movilizan en automóviles, a usar preferentemente el trasporte público, la bicicleta o moverse a pie, a favor de la eficiencia de movilidad urbana como del medioambiente, y además de la vida que se genera por la mayor interacción entre las personas.

La idea, que surge en Europa en los años noventa y en época de las autopistas en crisis, busca la necesidad de reflexionar en torno al transporte en general, al uso intensivo del automóvil particular y a la mala calidad de vida que se produce por el exceso de motores (tanto por contaminación como por congestión).

En el caso de Santiago, estos problemas o impactos son igual de importantes con la gran cantidad de vehículos dando vueltas por la ciudad, sobre todo en el cono nororiente. Dejando un poco de lado los altos niveles de emisiones contaminantes y el ruido, quisiera detenerme en la congestión vehicular, y que se ha agudizado tremendamente a través de tiempo. En los últimos tres años los tiempos promedio de viaje en las zonas de mayor congestión aumentaron 8,7%. Por esta razón los horarios punta se han extendido, en la mañana desde 7-9 a 6:45-9:30am, y en la tarde de 18:30-20:00 a 17:30-20:30pm1, es decir, 45min más en la mañana y 1 hora y 30min más durante la tarde, lo cual es una gran extensión del periodo de punta. A la vez se registra un crecimiento del 35% del parque automotor, pero que no guarda mucha relación con el aumento de la oferta vial1.

Todo esto me lleva a pensar sobre el funcionamiento de un megaproyecto como el Costanera Center, de densidades brutales para una zona central y de gran concentración vehicular. Da para creer que se estaría acercando a los límites de deficiencia en la circulación, y lo cual me lleva a pensar en cambios importantes en la conducta de la gente, como lo son: cambiarse a un barrio con mejores opciones de acceso a lo laboral y los servicios, o en los cambios y diferencias de los horarios de salida hacia el trabajo. Pero ante todo creo en la respuesta que podría dar la red del metro con sus futuras ampliaciones, y como éste podría consolidarse como la mejor red de trasporte en Santiago, desplazando a los automóviles particulares a un segundo plano y liberando considerablemente la calle. A mi modo de ver, a pesar de que el auto posee casi total autonomía, y existe una demanda de autos cada vez mayor, se llega a un punto de saturación y estancamiento en el que el santiaguino opta a favor de la defensa de su tiempo, el cual podría aprovechar de mejor manera. Desde luego, teniendo una infraestructura de red de transporte más abarcadora del territorio como soporte, puntualmente el metro, el cual es siempre rápido y permanente en sus tiempos de recorrido.

En ese sentido el Costanera Center y ‘‘calles sin autos’’ que parece algo tan absurdo al mezclar alta densidad y un ‘‘no’’ a los autos (‘‘no’’ a la congestión excesiva para mayor realismo), podría verse apoyado por un desarrollo planificado más arraigado y con mayores alterativas de línea por parte de la red de metro de Santiago, y como en algún porcentaje de apoyo estaría haciendo la próxima línea 6. Pero habrá que esperar mucho tiempo para eso que el Costanera se nos adelantó varios años.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna Contingencia. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ‘‘Día Mundial Sin Autos’’, una salvación para Costanera Center.

  1. José Luis Guerra dijo:

    Me parece que con la construcción del Costanera Center, es una buena oportunidad de que el Metro de Santiago amplíe varias de sus líneas o incluso, que cree nuevas.
    ¿Será mucho pedir?

    Pensemos en las líneas del metro con las que cuenta Madrid: doce diferentes rutas que se encuentran circulando desde antes de las seis de la mañana y dejan de laborar a la una y treinta de la mañana.

    Son líneas que cruzan y abarcan perfectamente toda la ciudad en donde casi ni es necesario utilizar las micros. Hay unos anillos concéntricos que recorren desde el centro, hasta las afueras, y que a su vez se conectan con otras que la recorren de arriba a abajo.

    Este es sólo un ejemplo de que el Metro de Santiago tiene una enorme área de oportunidad en cuanto respecta a medios de transporte. Si el metro funcionara de manera óptima, creo que se reduciría considerablemente el problema que se planea en esta columna: el tráfico.

    Hay que crear un Metro que sea atractivo a los Santiaguinos y que los invite a utilizarlo.

  2. Maria Pia Jardim dijo:

    Este día mundial sin autos que debatiste, en que muchas personas e instituciones participaron, trató de promover el trasporte sustentable, la movilidad libre y sin motores, a energía humana, como dijiste, proporcionando un día de descanso a la ciudad y sus habitantes. Es el día de dejar el auto en casa, y utilizar el transporte público, caminar, y sobre todo… atreverse a usar la bicicleta.
    Estoy totalmente de acuerdo con tus puntos de vista. Además pienso también que la creación de la nueva línea de metro probablemente reducirá la congestionó en horas de punta.
    Con respecto a Costanera Center, a pesar de parecerme un proyecto altamente innovador, con diseños que tienden a la eficiencia energética y privilegien la concentración de actividades para disminuir los impactos viales y mejoren los espacios peatonales, como dicen sus creadores, opino que pueden estar equivocados, debido a que su localización es de alta congestión vehicular, que se agravará con la construcción de este rascacielos.

  3. María Garcés Marques dijo:

    Cada día me impresionan más las cifras acerca del parque automotor santiaguino: Durante el 2010 se contabilizaron 1 millón 400 mil autos circulando que corresponde a un 41,7% del parque automotor del país entero. Además, impresiona ver que en los últimos 5 años, la tasa de crecimiento de éste ha sido mayor al 6%, ¿qué nos espera en los próximos 5 a 10 años?
    ¿Por qué ultimamente se han puesto sobre la mesa temas de nuevas y mejores autopistas como lo es Vespucio Oriente o Costanera Sur? Desde mi punto de vista, esto tiene una clara razón: el valor del auto, no en su valor como objeto de cambio, sino el valor simbólico que trae consigo. Representa un nivel de status socioeconómico, un método para transportarse libremente por la ciudad y por lo tanto, todos quieren tener uno eventualmente si eso les va a aumentar su calidad de vida a pesar de tener que sufrir diariamente el tráfico de una ciudad ya colapsada. Cada año se venden más autos nuevos (más que autos usados), cada año se realizan más obras de infraestructuras para apoyar a este creciente parque automotor. No es sorprendente entonces, que las familias y profesionales opten por este medio de transporte cueste lo que cueste (es cosa de ver el nº de créditos automotrices que se ofrecen tal cual como si fueran un televisor o computador).
    Hasta que Santiago, y otras ciudades de Chile, logren integrar de manera eficiente sus transportes públicos, por ejemplo el Metrotren con el Transantiago lo cual hoydía es muy necesario, y también crear nuevas líneas de metro, el nº de autos circulando será siempre un valor en crecimiento ya que actualmente nada reemplaza el desplazamiento de un punto a otro sin cambiar de modo ni caminar cierto número de cuadras. Así lo veo yo: el Costanera Center en vez de ser una presión por nuevas líneas de metro, será por la construcción de la Costanera Sur.

  4. Catalina dijo:

    Es verdad que el transporte público no es la primera opción de una gran parte de santiaguinos, que el parque automotriz va en aumento vertiginosa y constantemente; y también es cierto que edificios que causen graves problemas de accesibilidad a zonas de alta densidad laboral, como el costanera center van a seguir apareciendo. Claramente la construcción de una nueva línea del Metro ayudará a la descongestión vehicular, pero mientras las vías de acceso al metro desde muchos barrios residenciales siga siendo tan engorroso, una parte importante de usuarios en potencia seguirán optando por el automóvil.

  5. Felipe Iglesias N. dijo:

    Pienso que el aumento del Parque automotriz terminará con la movilidad de la Ciudad, y finalmente se privilegiará el contexto de vida local sobre el recorrer grandes distancias. Es por esto que creo que a medida que aumentan las horas pico y las aglomeraciones en las calles, la ciudadanía, solamente por el efecto físico del estancamiento, preferirá la escala local y el movilizarse en su espacio próximo. Este efecto ya está sucediendo y se puede explicar en el aumento de los Stripcenter y de las tiendas de presencia de corta distancia como son el Ok Market, Supermecados más pequeños como los Ekono, Farmacias en cada esquina y servicios como lavandería, librerías y locales de comida.

    Por suerte existe un Organismo que tiene vision y que no depende de cada Gobierno como es el Metro de Santiago. La gracia es que en poco tiempo ha logrado generar el 60% de sus líneas y que esperamos que logre abarcar la mayor cantidad de sectores de Santiago, para poder movilizar a la ciudadanía sustentablemente.

  6. Juan Ignacio Hodali dijo:

    El parque automotriz aumentará en los próximos años, es un hecho. http://diario.elmercurio.com/2011/11/13/reportajes/reportajes/noticias/5dee2ba0-ae38-4edd-8f26-3328363bfaa7.htm Nuestra ciudad aun no está preparada (y quizás nunca lo esté) para un aumento así, los tiempos de viaje irán en aumento y podrían llegar a las hora u hora y media de viaje. La solución más obvia sería intentar disminuir el parque automotriz, ¿pero cómo?. El aumento del número de automóviles es una tendencia mundial, cómo dices una solución es mejorar el transporte público y quizás el metro sea la mejor solución. Pero también medios de transporte no convencionales, ya se están conversando proyectos, como el Tren del Río, el Teleférico metropolitano y tranvías, incluso se podría pensar que el famoso “Mapocho navegable” tiene potencial de ser una red de transporte. Pero podríamos pensar incluso más lejos, aumentar el número de ciclovías, cobrar peajes para entrar a ciertos barrios (como Sanhattan y el centro histótico), todas medidas para desincentivar el uso del automóvil. Y si todo eso se logra, se podría incluso a comenzar a borrar calles y autopistas, sin vías definitivamente se logra un “no” al automóvil. Aun eso está muy lejos, por ahora nos tendremos que conformar y soñar mientras esperamos en nuestros autos.

  7. Álvaro Poblete Valdés dijo:

    Me causa una sensación casi de rabia, cuando se habla de que con la llegada del Costanera Center, el metro debería ampliar sus líneas, o la gente debería dejar los autos en la casa, o las micros deberían mejorar. Si bien lo anterior ayudaría mucho a mejorar la congestión y la contaminación de la ciudad, pero no olvidemos que los impactos que generará el proyecto, los debe solucionar él y nadie mas. Hasta el momento se puede apreciar UN puente que conecta la salida del túnel San Cristóbal con Sanhattan.
    Por otra parte, en el cuarto párrafo hablas de la conducta que empezaría a adoptar la gente, en donde buscaría otros polos de trabajo, por motivos de acceso. El problema es que ese otro polo no existe, o existe pero esta igual de congestionado (Santiago Centro). Creo que el tema se debe abordar mas por este lado que por la mejora del transporte público. Los tacos no se generan por que en Santiago hay muchos autos, sino porque todos esos autos van hacia los mismos lugares y en los mismos horarios.

  8. Hugo Bertolotto dijo:

    Hoy en día ya existen problemas en ese sector en relación al auto, específicamente en “Sanhattan”. Una vez escuché que en las horas punta, los autos estacionados en el subsuelo se demoraban un poco más de una hora en salir (¿será cierto?) y que muchos pensaban en irse de ahí una vez terminada la construcción. ¿Dónde?, no sé.

    Encuentro bonita la iniciativa del “día mundial sin autos”, pero de ahí a que sea la salvación para la catástrofe que va a quedar en esa zona una vez terminada esa mole, lo dudo. Ni siquiera lo pienso como un plan para desarrollar y establecer, por mas que encuentre que el automóvil daña a la ciudad, lo encuentro injusto. ¿Por qué no se pensó en esto antes de dar permisos de construcción?, obvio que se pensó, pero no se hizo nada. Lo mismo con el Metro ¿Por qué no se pensó antes?, y muchos requerimientos y necesidades más, todos sabemos lo poco transparente que ha sido la construcción del Costanera Center, desde sus inicios. Cuando esté terminado el proyecto, van a empezar las construcciones “parches”: líneas de metro, puentes del MOP por aquí, puentes de Aravena por allá, mas los mil quinientos autos por todos lados y Mr. Paulmann en el último piso haciendo sus compras por jumbo.cl (porque no va a poder bajar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s